“Desconocidos” dieron candela a una casa y gritaron consignas castristas.

22/Abril/2021: A Irenaldo Sosa Báez, Coordinador Territorial para Oriente Norte del FANTU le intentaron quemar la vivienda de su hijo, donde está de visita en el poblado de Peralejo, municipio La Sierpe, provincia Sancti Spíritus, para que regrese a su lugar de origen en la provincia Las Tunas.

En llamada telefónica a las 10:45 pm del referido día, Sosa Báez le comunicó al Consejo Nacional del FANTU, que en la noche desconocidos paramilitares le arrojaron un combustible, presumiblemente gasolina y le prendieron fuego a una parte de la casa de su hijo, residente allí.

Con la ayuda de algunos de los vecinos de su vástago y entre éste e Irenaldo le tiraron varios cubos de agua y lograron apagar el incendio. Los incendiarios al salir corriendo del lugar de los hechos, gritaron varias consignas a favor de la Junta Militar NeoRaulista en el gobierno.

Ese mismo día, pero a las 7:00 am, el Coordinador del Foro Antitotalitario resultó arrestado y conducido desde la vivienda de su hijo por efectivos de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) hacia la Unidad Provincial de Investigaciones Criminales y Operaciones (UPICO), popularmente conocida como El Vivac, en la ciudad cabecera de la provincia.

Ya en ese lugar; lo interrogaron y amenazaron varios oficiales del Departamento de Enfrentamiento a la Actividad Subversiva Enemiga en Sancti Spíritus, quienes le dijeron al anticastrista, que no lo querían en el territorio de la provincia y que tenía que regresar a la ciudad de Las Tunas, donde reside.

Sosa Báez les explicó, que él se encontraba en esa provincia central acompañado a su esposa, la que estaba muy enferma y le efectuaban un chequeo médico completo en el Hospital Provincial “Camilo Cienfuegos” y en cuanto se lo terminaran y le pusieran un tratamiento medico, ellos regresarían a Las Tunas.

Las respuestas de los represores a Irenaldo fue, que en Las Tunas también existía un hospital provincial y que le hicieran los estudios allá, pero que no lo querían en Sancti Spíritus. A lo que Sosa Báez le contestó, que él y su esposa eran ciudadanos cubanos y podían estar en cualquier lugar del territorio nacional, a lo que los oficiales represivos sólo lo amenazaron, con que asumiera las consecuencias y después lo regresaron al domicilio de su hijo en Peralejo, cerca de las 11:00 pm.

Consejo Nacional del FANTU

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s