Carta de Guillermo “Coco” Fariñas en respuesta a un artículo de Marta Beatriz Roque

Carta en respuesta a un artículo de mi amiga, comadre y hermana de ideas, Marta Beatriz Roque Cabello, con quien durante 11 meses compartí en la Sala de Penados por Delitos contra la Seguridad del Estado del Hospital Militar Dr. Carlos J. Finlay (Publicado originalmente por zoepost.com)

Por Guillermo (Coco) Fariñas.

Santa Clara, 17 de marzo del 2021.

Querida y admirada Marta Beatriz, te envío un beso y aunque desde que regresé de mi atascamiento por 10 meses en Miami, nuestros represores no nos han dejado conversar telefónicamente, nuestra relación de amistad está por encima de estos inconvenientes represivos.

Te escribo, Marta Beatriz, para expresarte mi modesta opinión respecto a tu artículo “Cuba y de nuevo el diálogo”, que fue publicado por la plataforma mediática Cubanet, y para mi dolor más sincero, no estoy de acuerdo con algunas cosas de las que planteas en el mismo. En tu excelente escrito pides que nos callemos y no critiquemos a aquellos compatriotas que optan por un Diálogo Nacional, que primero sería sólo entre opositores y después con la Junta Militar NeoRaulista, a la que ellos llaman gobierno.

Aunque ahora, si se trata de buscar esos materiales audiovisuales o escritos, donde se pide este tipo de Diálogo Nacional, tras la protesta de varios opositores internos y exiliados, sospechosamente resultaron borrados, todavía yo y otros cubanos que nos oponemos a ese falso Diálogo no hemos comenzado a alucinar. Tan solo el hecho real que primero se plantee un Diálogo con la Junta Militar NeoRaulista y ante el rechazo público por las redes sociales se eliminen esas peticiones, nos da la noción de que no existe la necesaria transparencia, lo que nos arrastra a la desconfianza y suspicacia.

Y caemos en la esencia del asunto que ahora te estoy comentado. La cuestión no es si ir o no a un Diálogo Nacional con El Castrismo, el asunto es que varios opositores más veteranos deseamos conocer. ¿Quiénes son las fuerzas que están verdaderamente tras el aupamiento mediático del Movimiento San Isidro? Y me refiero a ellos, no porque tenga algo en su contra, sino porque fueron ellos los que públicamente propusieron El Diálogo Nacional y toda acción siempre trae en consecuencia una reacción.

Pudiera ser, Marta Beatriz, que estos hermanos y hermanas estén actuando de buena fe, pero yo no los conozco personalmente a todos y tampoco he interactuado con ellos en esta ya larga lucha por la Democratización de Cuba. Ahora, mi hermana, tampoco yo les firmaré un cheque en blanco; después de La Traición Obamista a mí se me terminaron ese tipo de cheques. Es normal que yo y otros nos preguntemos ¿Quiénes están detrás de cada grupo aupado? Pues los tiempos de ingenuidad cesaron.

En respeto a nuestra personal amistad yo te seré lo más sincero posible, estoy observando la repetición de lo que se instrumentó durante El Deshielo con la Administración Obama, se han escogido opositores carentes de Memoria Histórica y Opositora por parte de funcionarios no electos de gobiernos democráticos amigos y no se ha buscado -por el contrario se ha rechazado- un consenso entre los opositores y exiliados cubanos, para escoger quiénes o quién debe encabezarnos.

Lo que sí es una realidad, consiste en que los jóvenes y valientes compatriotas del “escogido” Movimiento San Isidro desconocen, que muchos de los que hoy nos oponemos al publicitado Diálogo Nacional, en su momento, resultamos traicionados por varios de nuestros hermanos o hermanas de lucha contra El Castrismo. Una traición que resultó notoria y pública, pues un día te afirmaban y prometían determinada cuestión  y después hicieron otra totalmente contraria por oportunismo político.

Esos jóvenes del Movimiento San Isidro debieran buscar en los audiovisuales la división que se creó, entre aquella Oposición Interna activa, nutrida y combativa, cuándo un 17 de diciembre del 2014, el Presidente Barack Obama reconoció públicamente, que había negociado a nuestras espaldas con la Junta Militar NeoRaulista. Lo que ante la opinión pública nos dejó como unos mequetrefes desdeñables y a quienes no tengo que tener en cuenta. Pues en realidad, quienes estamos bajo las balas castristas somos los que permanecemos aquí.

Más que eso Marta Beatriz, yo he hecho varias catarsis conversando contigo, sobre esos hermanos y hermanas dentro de la Oposición Interna que traicionaron la palabra empeñada conmigo respecto a la Democratización Auténtica de la Patria, y después, por tal de adquirir o no perder prebendas, dejaron a sus hermanos de lucha en la estacada -y me incluyo entre los abandonados- y se alinearon con La Traición Obamista sin escrúpulos de ningún tipo. Para mí la cuestión no es simplemente de borrón y cuenta nueva.

Ahí es donde radica la paranoia y suspicacia hacia el nuevo Diálogo Nacional, un llamamiento que fue propuesto por los mediáticos jóvenes del Movimiento San Isidro, ya que ellos desconocen las desgarradoras puñaladas por la espalda de algunos de nuestros homólogos en la lucha interna contra El Castrismo. Y muchos no deseamos ser traicionados nuevamente, porque no aspiramos a volver a tropezar con las mismas piedras.

El Foro Antitotalitario Unido (FANTU) y yo no estamos dispuestos a participar en ningún tipo de Diálogo Nacional con aquellos opositores internos, que me apuñalaron traicioneramente; no soy masoquista. Es verdad, que esos traidores y yo coincidimos en varios puntos al enfrentar la lucha anticastrista, ¿pero para que tengo que dialogar con ellos, si no sé, cuándo se virarán con carta y me traicionarán nuevamente en cuanto a lo acordado en el tan llevado y traído Diálogo Nacional?

Mi hermana Marta Beatriz; es cierto que la Unidad de la Oposición es necesaria para el proceso que enfrentamos, pero te pregunto: ¿Cuál Unidad? Una Unidad donde quienes traicionaron el compromiso hecho con sus hermanos de luchas e ideas pro democráticas no paguen un costo político por su conveniencia y oportunismo político? Una Unidad donde no se reconozca y se pida disculpas públicamente del desprecio realizado a sus homólogos en batallas cívicas?. Tú me perdonas, Marta Beatriz, pero eso sería concederle impunidad a los traidores y yo no pienso hacerlo. De ser así, prefiero seguir dividido.

Porque no debemos llamarnos a engaño, mi hermana, y tampoco debemos crear falsas expectativas ante quienes nos observan y esperan de nosotros actitudes dignas. Los Opositores Internos Cubanos que seguimos enfrentándonos a la Junta Militar NeoRaulista, lo primero que estamos obligados a hacer, es reconocer que la Oposición Interna está dividida de facto tras conocerse de la Traición Obamista en el año 2014 y hasta que no se debatan cara a cara y sinceramente los desprecios, evasiones, invisibilizaciones, omisiones y traiciones sucedidos, el clima de desconfianza proseguirá obstaculizándolo todo.

Marta Beatriz, déjame recordarte ciertas cosas, que tu humildad no te permite escribir en tus artículos. Tú eres profesora universitaria, eres firmante de un documento trascendental para la Historia de Cuba, “La Patria es de Todos”, que te llevó a tu primera prisión, eres la organizadora del mayor evento opositor ejecutado dentro de Cuba, “La Asamblea para Promover la Sociedad Civil” y eres la única mujer en El Grupo de los 75. Eres una gran opositora con experiencia histórica y no obstante; desde mi punto de vista, estás siendo desaprovechada adecuadamente.

Solo deseo hacerte una interrogante ¿Por qué te dedicas solamente a ejercer como periodista independiente y a monitorear la violación de los Derechos Humanos en Cuba? Tú nunca responderás esa pregunta, porque tu alta dignidad no te lo permite, pero yo te diré mi opinión: A ti y a René Gómez Manzano los tienen escribiendo en Cubanet, porque no se venden políticamente y son difíciles de manipular. Además, es una manera práctica de bajarles vuestros perfiles como Líderes Opositores Internos que son y lo han demostrado en la práctica y así realzar a otros más comprables.

Esa misma plataforma mediática para donde tú escribes y también lo hace tu compañero de causa penal René Gómez Manzano, por órdenes dadas por los funcionarios no electos de gobiernos democráticos amigos, tiene vetado colocar noticias sobre acciones represivas contra los militantes del FANTU y se refiere a mi persona, cuando es ya casi obligatorio y necesario, por mis posturas de no aceptar condicionamientos. Sin embargo, exagera y sobredimensiona las cuestiones punitivas que le  suceden a otras organizaciones y personalidades de la Oposición Interna, que son más propensas al amañado Diálogo Nacional. Lo que ocurre también con otras personalidades y organizaciones contestatarias.

En fin, mi hermana Marta Beatriz, como yo no puedo comunicarme directamente contigo por determinación de la alianza ETECSA-Seguridad del Estado, creí urgente expresarte mis opiniones al respecto y ratificarte, que el rechazo mío y de otros opositores o exiliados al Llamamiento a Diálogo Nacional es sobre todo por FALTA DE CONFIANZA. Debido a que las traiciones en la lucha anticomunista nos ha enseñado a tratar con “Los que mueven los hilos” y no perder el tiempo con “los que son movidos por otros”.

Un beso en la distancia y expresándote reiteradamente mi admiración y cariño.

Guillermo “Coco” Fariñas Hernández
Coordinador General del FANTU
Preso Político en 3 ocasiones
Premio “Andrei Sajarov” a la Libertad de Pensamiento del Parlamento Europeo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s