Llevan a un activista de UNPACU a la cárcel

ariel-e1559341080758Ariel Alonso Pérez, militante del FANTU, fue condenado este 18 de mayo  a 4 años de Trabajo Correccional con Internamiento (TCI), el 18 de mayo del 2020, por un Tribunal Popular de Santa Clara, provincia Villa Clara, por las amenazas que le fueron proferidas por oficiales de la Seguridad del Estado.

En la mañana del pasado 24 de marzo del 2020, se produjo la Vista Oral por un supuesto delito de Robo con Fuerza en las Cosas, y le pedían 8 años de cárcel, en la Sala de Delitos contra la Seguridad  del Estado del Tribunal Popular Provincial de Villa Clara, donde incluso, la persona que le vendió el teléfono móvil sustraído se culpó y dijo, que el militante del FANTU, no tenía nada que ver. Éste fue al juicio sólo en calidad de Testigo y no como Acusado. El juicio efectuado, quedó pendiente para sentencia.

Alonso Pérez, fue involucrado en un montado delito por el Departamento de Enfrentamiento a la Actividad Subversiva Enemiga, hace más de 9 meses, cuando compró un teléfono móvil y al presentarse a la Empresa de Comunicaciones de Cuba. Sociedad Anónima (ETECSA) a activarlo, resultó, que era robado, por lo que tuvo que identificar al ciudadano, que le vendió el equipo, cosa que hizo inmediatamente.

Las autoridades policiales cubanas generalmente, cuando el ciudadano identifica a quién le vendió el equipo sustraído, le colocan una Multa Administrativa y no tiene mayores consecuencias, pero en el caso de Ariel no sucedió asi. Pues al anticastrista lo citaron varias veces oficiales de la Policía Política, para proponerle convertirse en delator en la Sede Nacional del FANTU, donde tiene acceso.

Según informó, Ariel Alonso al Consejo Nacional del FANTU, el referido 18 de mayo, la abogada lo llamó por teléfono a su domicilio, para comunicarle, que ya la sentencia había bajado y el Tribunal desechó el delito de Robo con Fuerza en las Cosas y lo sentenció por un delito de Hurto a 4 años de Trabajo Correccional con Internamiento (TCI) y le adelantó, que apelaría la sentencia, ya que el militante del FANTU es un enfermo con tratamiento del VIH y no puede trabajar.

Todas las veces que resultó invitado a actuar como infiltrado dentro del FANTU, el opositor no violento se negó a hacerlo y los oficiales de la Seguridad del Estado lo intentaron coaccionar, con ellos podían llevarlo a prisión, cuando lo determinaran. Ariel Alonso Pérez siempre les contestó, que prefería ir preso que ser chivato para ellos.

Consejo Nacional del FANTU.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s