Respuesta al Ministro Ramón Saborido Loidi

Santa Clara, 19 de septiembre del 2019.

Compatriota Ramón Saborido Loidi. Ministro de Educación Superior de la República de Cuba.
Quien le suscribe, es tambien graduado al igual que usted de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas, pero en mi caso como Licenciado en Psicología, el día 15 de julio de 1988, según consta en mi diploma.
Me he sentido altamente ofendido, porque usted llamó “Mercenarios” a un grupo de profesores universitarios o profesionales titulados de nivel superior, quienes civilizadamente están promoviendo una carta, donde protestan por la descarada expulsión de la prestigiosa profesora del Instituto Superior de Diseño Industrial (ISDI), desde hace varios años adscrito a la Universidad de La Habana, la ciudadana cubana Omara Ruiz Urquiola.
Señor Ministro; usted en primera instancia debería conocer, que un Mercenario es todo aquel ser humano, que actúa fuera de su país natal y se pone a disposición de una Potencia Extranjera. Si usted no sabe hacer esa distinción, lo mejor sería que renuncie a su cargo y deje de ser un Servidor Público y pedagogo. Para que reciba algunos cursos de postgrado y se instruya respecto al fenómeno transnacional, que es hoy en día El Mercenarismo.
Además, quien le escribe estas letras, no se oculta en reconocer, que en un momento de su mi vida, actuó como un Mercenario. Cuando combatió con las armas en la República Popular de Angola y estuvo al servicio de los intereses de una potencia extranjera, ahora desintegrada, que se nombraba Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y que ahora la mayoría de su territorio es ocupado por la Federación de Rusia.
Aunque no me han contactado para rubricar la epístola, me sentí aludido como Profesor Instructor Asociado que fuí, de la Facultad de Psicología de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas, y del entonces, Instituto Superior Pedagógico “Félix Varela” de Villa Clara, de la Universidad de Ciencias Médicas “Dr. Serafín Ruiz de Zarate Ruiz” de Villa Clara y de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana “Victoria de Girón” -Facultad Manuel Fajardo- y de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana.
Usted perfectamente conoce, que la Educación en el gobierno del que es Ministro, no es gratuita, como se prometió en el ahora convenientemente olvidado “Programa del Moncada” y que a todos los trabajadores cubanos se les aplica el Decreto # 147 del año 1962 u otros posteriores. También le recuerdo señor Ministro, que tampoco la Salud Pública o la Seguridad Social lo son, así que le sugiero retire sus afirmaciones hechas en el programa televisivo “Mesa Redonda”.
Porque en la tierra donde ambos nacimos, de una manera directa les son quitados de los salarios devengados por cada cubano o cubana en un 33, 3 %, del sueldo neto y de esas sustracciones, un 11, 1 % son para pagar los gastos del Sistema de Educación, incluida la Educación Superior. Así que por favor, no mienta y manipule más la Ciudadanía Cubana al asegurar, que la Educación en Cuba es gratuita y al alcance de todos.
La expulsión de la profesora Omara Ruiz Urquiola por poseer y manifestar fuera de las aulas universitarias opiniones ciudadanas y políticas contrarias a la visión que posee el Partido Comunista de Cuba (PCC), entidad política del que usted es un miembro destacado, es una medida violatoria de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la que su gobierno afirma cumplir, pero pisotea a diario al condicionar con la frase: “La universidad es sólo para los revolucionarios”.
Un profesor universitario es ante todo, un hombre o una mujer dedicado a ser un Encauzador y Pulidor de las Inteligencias Profesionales, y jamás ser un propagandista de las doctrinas de una gobierno o una facción política específica. Todo profesor universitario debe ser contratado y evaluado por la calidad y cantidad del nivel en el conocimiento científico que es capaz de transmitirle a sus alumnos y las motivaciones que sepa despertar en ellos.
Señor Ministro, nadie en este mundo está facultado para obligar a otro ser humano a pensar políticamente de una forma específica,  porque cada hombre o mujer de este planeta tiene todo el Derecho a poseer sus propias opiniones y a expresarlas de un modo civilizado, sin que por hacerlo sufran represalias por su manera de pensar. Y precisamente, eso es lo que usted y sus acólitos están haciendo lo contrario, que es tratarlo como un Esclavo.
Usted es un Ingeniero Mecánico y Doctor en Ciencias Técnicas, le pido que recurramos a la Historia de Cuba. ¿Conoce usted señor Ministro, de cuantas potencias extranjeras recibieron los Padres Fundadores de la Nacion ayuda financiera y en logística armamentista para lograr la independencia de Cuba? Le contesto a usted, que no menos de 23. Por lo antes referido ¿Se atrevería usted a declarar en público, que José Martí o Antonio Maceo fueron mercenarios?
Ante las acusaciones suyas a la profesora Omara Ruiz Urquiola -y quienes la defendemos- de ejercer El Mercenarismo, le pregunto: ¿Sabía usted señor Ministro, que el primer presidente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), después del año 1959, en la Universidad donde se graduó y ejerció como profesor y rector, fue un destacado guerrillero anticomunista, nombrado Capitán Porfirio Remberto Ramírez? A quien ustedes tildan de “Bandido”.
Porque la desinformación manipulatoria de usted y el gobierno-partido que representa, son incapaces de aceptar virtudes en sus adversarios políticos y de inmediato acuden a la descalificación mediática del enemigo. Pues mientras Porfirio Remberto Ramírez se alzó en armas junto a Fidel Castro, era un Guerrillero, pero desde el instante en que tomó las armas para combatir al régimen de Castro, entonces, pasó inmediatamente a la categoría de Bandido.
Una semántica de las palabras en boca de los voceros del Castrismo, el Sistema Autocrático que usted defiende. En los años 90 del pasado Siglo XX, a la Crisis Económica se le denominó Periodo Especial, y ahora mismo, a esa misma Crisis se la nombra Periodo Coyuntural, yo prefiero decirle Periodo Terminal. Tras el triunfo de la Democracia en Cuba, Porfirio Remberto Ramírez y Omara Ruiz Urquiola serán un martir y una heroína, porque la historia la escriben los vencedores.
Lo invito a interiorizar la frase martiana: “La Patria es de todos”.
Sin más,  respetuosamente por la Libertad y la Democracia de Cuba.
                                                   Licenciado en Psicología
                                                Guillermo Fariñas Hernández
                                              Coordinador General del FANTU
Premio “Andrei Sajarov” a la Libertad de Pensamiento del Parlamento Europeo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s