Cita policial y amenazas contra un familiar de activista del FANTU

Ania Pérez Hurtado, tía de crianza de la esposa del Coordinador General del Foro Antitotalitario Unido (FANTU), fue citada para una Unidad Policial de Santa Clara, el 12 de agosto pasado, para amenazarla.

En visita de Pérez Hurtado a la Sede Nacional del FANTU, contó que le entregaron un Citación Oficial, el día anterior 11 de agosto, para que se personara en la 3ra Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), documento que decía la obligación de presentarse ante la autoridades competentes, a las 9:30 am, o de lo contrario sería multada y llevada a prisión. Por lo que se personó en el lugar, sito en calle Colón entre Nazareno y Síndico.

Ya allí, ella resultó introducida en una oficina, donde la esperaban dos oficiales de la Dirección de Contrainteligencia (DCI) del Ministerio del Interior (MININT), los cuales iban vestidos con ropas civiles. Relató Ania, que no de ellos era blanco de más de 40 años, mientras el otro era un joven mestizo y musculoso de unos 35 años. Las descripciones concuerdan con el Mayor Daniel Rojas González y con el Capitán Julio Cesar.

Ambos represores de la Policía Política comenzaron a interrogarla, respecto a por qué ella iba tanto a la Sede del Foro Antitotalitario, que también es la vivienda del exprisionero político Guillermo “Coco” Fariñas Hernández, Coordinador General del FANTU. La detenida le respondió a sus captores, que ella acudía a ese sitio porque había visto a la esposa de Coco Fariñas, Wendis Castillo Hernández, nacer y para ella era como una tía de crianza.

Los represivos de la Seguridad del Estado le dijeron, que entran en la casa era marcarse y que dejara de hacerlo. Pérez Hurtado le contestó que ella se había comprometido con su sobrina en ayudar a su esposo en las tareas hogareñas y que ella no iba a incumplir su promesa. Los oficiales la amenazaron con encarcelarla por delitos de subversión y que a su esposo, también le podían aplicar la Peligrosidad Social Pre Delictiva.

Todo esto trajo un enfrentamiento entre los funcionarios del G-2 y la ciudadana, porque ella se aferró a que no era militante de ningún grupo opositor, pero que tenía derecho a juntarse con cualquier tipo de ciudadano, y por eso, ella no violaba ninguna Ley del país. Los miembros de la DCI le explicaron que, la Seguridad del Estado estaba por encima de las leyes. Cerca de las 11:30 am, la ciudadana resultó liberada y regresó a su hogar.

Por: Alicia Martinez Gómez. Santa Clara, 13 de agosto del 2019; (Cartero Antitotalitario).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s