Militante del FANTU es golpeada por órdenes de la Seguridad del Estado en Santa Clara.

WUJs3u2e_400x400

Por: Alina Fernández García.

Villa Josefa, Santa Clara, Villa Clara, 3 de octubre del 2018; (ECA). Wendis Castillo Hernández, militante del Foro Antitotalitario Unido (FANTU), fue golpeada por órdenes de la Seguridad del Estado, el pasado 2 de octubre, en la ciudad de Santa Clara, provincia Villa Clara, para que no filmara una protesta de trabajadores cuentapropistas.
En información proporcionada por la propia Castillo Hernández a esta reportera, explicó que, a las 10:30 am, se encontraba subiendo un grupo de denuncias para las redes sociales en la Zona Wi-Fi, situada en el Parque de la Audiencia, cuando resultó abordada por dos miembros de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), quienes conducían un auto patrullero, los que le pidieron la Licencia de Conducción de la moto eléctrica que conduce. A lo que Wendis le respondió que no la poseía, pero que les podía mostrar los documentos de la Escuela de Conducción que pasaba en esos momentos.
Ante la respuesta de la también Coordinadora para Región Central del Movimiento Dignidad y Coordinadora para Redes Sociales del FANTU, los uniformados le pidieron, que los acompañase a la cercana 5ta Unidad de la PNR y ella le planteó a los policías, que por qué ella tenía que ir al centro policial y simplemente le pusieran una multa de tránsito y ya. A ésta propuesta los gendarmes le respondieron que no, que las órdenes que ellos tenía, era conducirla a la Unidad Policial. Frente a esto, Wendis le dijo: “Está bien, si la cosa es así, entonces, yo voy con ustedes”.
Afirma Wendis, que cuando se dirigía hacia el auto patrullero, pudo ver que era filmada con un teléfono móvil por un oficial de la Seguridad del Estado, que en anteriores arrestos la había interrogado, pero no se recordaba de su nombre. Mientras se dirigían al patrullero, uno de los dos policías le dijo: “Oyeme; si no quieres que te llevemos para la Unidad, mejor salvamos con 10 dólares”. Ante esta propuesta Wendis comenzó a gritarles: “Ustedes los policías son unos corruptos y lo que ustedes están es tratando de sobornarme”, por lo que los uniformados le dijeron, que lo mejor que hacia, era callarse la boca. Cosa que Wendis no hizo y continuó denunciándolos a viva voz.
Cuando los policías se vieron emplazados públicamente y que Castillo Hernández no se callaba, la agredieron con violencia, proyectándola  contra el piso, arrastrándola hasta el vehículo de la PNR y después esposándola por las manos on violencia. Para conducirla hasta la 5ta Unidad Policial de Santa Clara, aunque no la bajaron nunca del carro patrullero y como a los 25 minutos, la llevaron a la Unidad Provincial de Investigaciones Criminales y Operaciones (UPICO), ubicada en la Carretera de Planta Mecánica, Kilómetro 1 y Medio, en la periferia oeste de la capital provincial de Villa Clara.
Ya dentro de la UPICO, a Wendis la mantuvieron esposada durante 2 horas y 45 minutos, dentro del auto patrullero y debajo del fuerte sol, mientras sus manos y brazos se iban inflamando por la dificultad en la circulación sanguínea. Cerca de las 2:45 pm; la opositora no violenta fue conducida hasta un cuarto de interrogatorios, donde la sentaron en un frío muy intenso por el aire acondicionado. Allí la esperaba el Mayor Daniel, quien se presentó como el nuevo Jefe del Departamento de Enfrentamiento a la Actividad Subversiva Enemiga en Villa Clara, subordinado a la Dirección de Contrainteligencia (DCI) del Ministerio del interior (MININT) y que era, el que la filmaba con su teléfono móvil en la Zona Wi-Fi.
Daniel le preguntó a Wendis, que a dónde iba a ir ella, cuando terminara de subir los materiales subversivos en la Zona Wi-Fi y ella le respondió, para casa de su mamá a almorzar, el represor respondió, que eso era una mentira suya, porque la Policía Política conocía, que
se dirigiría a la sede del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, sito en la calle Cuba entre Nazareno y Pastora, lugar donde los trabajadores del paladar (restaurante no estatal) “El Quijote”, estaban realizando una reclamación, porque las autoridades gubernamentales lo habían cerrado y le planteó que ellos tenían todos los mensajes y conversaciones, donde ella se comprometía a acudir a filmar la protesta y después subirla a las redes sociales.
El represor también le recordó, que El Alto Mando ya estaba cansado de sus vídeos subversivos para difamar a la Revolución e hizo referencia específica a dos de éstos, uno es donde un paciente de VIH-SIDA es maltratado por personal médico de un hospital de Santa Clara y otro sobre una tupición en varias viviendas de un barrio pobre y marginal de la Ciudad de Marta Abreu, que las empresas estatales se negaron a solucionar, y ante la repercusión mediática logradas en las redes sociales, no les quedó otro remedio que solucionarlo. A su vez; Wendis fue amenazada con no dejarla salir del país, ahora que su esposo, el reconocido opositor al castrismo Guilermo “Coco Fariñas Hernández, se encuentra convaleciente de una operación quirúrgica de la vista en Miami, la respuesta al oficial represivo por parte de la contestatario fue: “Si no me dejan salir, yo continuaré denunciando todo lo malo que hace tú gobierno y el primero que me va a felicitar es Coco.
Finalmente; Wendis Castillo Hernández fue liberada pasadas las 4:00 pm y se le impuso una multa de tránsito por el monto de 30 pesos cubanos/moneda nacional y cuando llegó a su casa se percató, que le habían borrado todos los materiales audiovisuales de su teléfono móvil.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s