Arrestado Coco Fariñas y su esposa para evitar un segundo taller cívico en Placetas.

 

Por: Alina Fernández Díaz.

Canta Rana, Santa Clara, Villa Clara, 12 de mayo del 2018; (ECA). Los opositores no violentos Guillermo “Coco” Fariñas Hernández y su esposa Wendis Castillo Hernández fueron arrestados en Santa Clara, para impedirles impartir un segundo taller cívico en Placetas, el pasado 11 de mayo.
En declaraciones hechas a esta reportera por Coco Fariñas, contó que él y Wendis tomaron un taxi particular en la Terminal Municipal de Ómnibus de Santa Clara y salieron de la ciudad por la Carretera Central en dirección al municipio Placetas, y tras llegar al Km 288 de la misma, a la entrada de Empresa Provincial de Flora y Fauna, resultaron interceptados, cerca de las 10:30 am, por un enorme operativo del Ministerio del Interior (MININT).
Describió nuestra fuente que, en la Carretera Central estaba totalmente bloqueada la circulación vehicular en ambos sentidos por efectivos combinados de la Brigada Especial Provincial del MININT (BEP-MININT) -antimotines-, la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y la Dirección de Contrainteligencia (DCI). Wendis Castillo afirmó a su vez, que ella contó seis motos marca Suzuki, dos automóviles marca Lada modelo 2107 con placas particulares, el auto patrullero # 290, un todoterreno marca Niva de color rojo ladrillo, con rótulos en las puertas de la Empresa de Campismo Popular, un microbús marca Vaz y más alejado otro Lada de los modernos, de color blanco y con chapa M del MININT.
Contaron los arrestados que, se les conminó a bajarse del taxi particular por parte del Mayor Idel González Morffil y un Capitán que aseguró nombrarse Daniel, allí también pudieron identificar al Capitán Misael González Ruiz, los tres represores pertenecen al Departamento de Enfrentamiento a la Actividad Subversiva Enemiga o Departamento # 21 de la DCI del MININT. A Coco Fariñas se le esposó a la espalda y se le introdujo en el auto patrullero # 290, mientras que a su pareja Wendis, la montaron sin esposar en el todoterreno Niva y a ambos los regresaron a la capital provincial de Villa Clara. Coco confirmó, que en el Lada moderno de color blanco, ubicado a unos 30 metros de él, estaban un General de Brigada, un Coronel y dos Tenientes Coroneles, todos con uniformes del MININT.
Acota Fariñas, que le llamó poderosamente la atención, que los efectivos del operativo represivo antes descripto, se dividieron tras la detención Wendis y él, pues una parte abordó sus vehículos y avanzaron en dirección a Placetas, mientras que la otra fue en una especie de caravana junto ellos, y que finalmente ambos fueron trasladaron hacía la Unidad Provincial de Investigaciones Criminales y Operaciones (UPICO), localizada en el Km 2 y 1/2 de la Carretera a Planta Mecánica.
Ya en ese centro de detenciones, conocido popularmente como Instrucción Penal, tanto Fariñas como Castillo Hernández fueron llevados a cuartos de interrogatorios separados. En el caso de Wendis Castillo, Coordinadora del Movimiento Dignidad para la Región Central, todo el tiempo estuvo custodiada por dos mujeres con grados de suboficiales del MININT, mientras que Guillermo Fariñas, Coordinador General del Foro Antitotalitario Unido (FANTU), resultó vigilado en cada momento por un duo de oficiales de la BEP-MININT, también conocidos como “Gallitos Negros”.
Cuenta Fariñas, que tras unos 45 minutos de “ablandamiento psicológico”, consistente en permanecer tanto él como los dos Gallitos Negros en total silencio dentro del cuarto de interrogatorios, entró al local el Capitán que se hace nombrar Daniel, para preguntarle al también Premio “Andrei Sajarov” del Parlamento Europeo a la Libertad de Pensamiento, si deseaba que le cambiara las esposas metálicas de las espaldas para el frente, lo que Fariñas aceptó, y después de realizado el cambio, el oficial de la Seguridad del Estado se retiró.
Relata Fariñas Hernández, que entonces pasaron unas dos horas y  fue cuando entró en el cuarto de interrogatorios el Mayor Idel González Morffil, Jefe del Departamento Provincial de Enfrentamiento a la Actividad Subversiva Enemiga en Villa Clara, quien primero le preguntó a Coco sobre el estado de su salud y después respecto a sus experiencias durante la Cumbre de las Américas, celebrada en Lima, Perú, evento donde Fariñas fue acreditado oficialmente y recibió muchas amenazas de muerte por parte de los castristas y chavistas, enviados allí por sus respectivas dictaduras.
A continuación el oficial González Morffil le preguntó  Coco Fariñas sobre el anterior taller cívico impartido también en Placetas, el 4 de abril ultimo, y de dónde había sacado tanta información, sobre la creación, estructuras y métodos utilizados por los Órganos de la Seguridas cubana. La respuesta del exprisionero político al represor fue que, el taller se tituló “A qué nos enfrentamos? De los EMUDI al CODESENA, y para eso él había recopilado los datos al leer libros publicados, después de 1970, por las editoriales castristas “Capitán San Luis” del MININT, “Verde Olivo” del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR) y la antes sovietica -ahora rusa- “Progreso”, todos vendidos en la Isla por librerías estatales.
También el Mayor Idel González  interrogó a Fariñas, sobre el contenido del 2do taller cívico que intentaba impartir ese día en Placetas y Coco Fariñas le explicó, que la Lucha No Violenta implicaba ser abierto y público hasta con los adversarios políticos a los que se combatía, por eso, él le respondería su pregunta, que formaba parte de un interrogatorio. El oficial de la Policía Política negó que lo estuviera interrogando y le dijo: “Fariñas, esto solo es una conversación respetuosa entre nosotros”, a lo que el anticastrista refutó con: “… mire Mayor, precisamente hoy iba a explicar qué es El Interrogatorio Simulando una Conversación Respetuosa entre iguales, que es lo que usted me aplica en estos momentos”.
El Jefe del Departamento de Enfrentamiento a la Actividad Subversiva Enemiga en la provincia Villa Clara, entonces, le preguntó a Fariñas Hernández, cuál era el título del taller cívico a impartir ese día en Placetas y Coco le explicó que iba a ser “Los 16 tipos de interrogatorios y sus objetivos operativos. Cómo contrarrestarlos?”. Frente a esto el represor le afirmó a Fariñas, que podía ser acusado por un delito de Revelación de Secretos Concernientes a la Seguridad del Estado, pero le aclaró que El Alto Mando de la Revolución solo le impediría divulgar esas informaciones tan comprometedoras para la estabilidad del país, sin llevarlo a juicio.
Coco Fariñas le aclaró al oficial, que él siempre ha estado y está dispuesto a ser asesinado, encarcelado, golpeado o difamado por la dictadura castrista, que esos son los costos y riesgos a pagar por su lucha pro democrática, pero que en cualquier estado civilizado los ciudadanos poseen el derecho a conocer, cómo actuan sus organismos estatales, entre ellos los servicios especiales de cada gobierno, y por eso divulgaba estas temáticas, para que los cubanos tengan el derecho a saber lo que hacen sus autoridades competentes, además, sacadas de fuentes de esas mismas autoridades, para que nadie pueda decir que fueran inciertas. Pues en otros países las mismas autoridades divulgan sistemáticamente lo que hacen sus servicios especiales, en Cuba no es así, aquí los ciudadanos tienen que recopilar entre lo publicado oficialmente y después divulgarlo.
Finalmente; González Morffil le confirmó Fariñas Hernández, que la orden desde La Habana se mantenía vigente y no se le permitiría impartir más talleres cívicos de ese tipo. Según aseguró Guillermo, su respuesta fue que, él tenía un Plan A, que era el que habían frustrado  los represores ese día, pero también poseía Planes B, C y D, donde si no le permitían realizar los talleres cívicos, entonces el B sería que el FANTU los filmaría en vídeos y los entregaría a los distintos grupos anticastristas y de persistir los impedimentos, los audiovisuales filmados iban ser subidos a la página web oficial del FANTU, léase www.produccionesnacan.com, en un Plan C, y todos los ciudadanos cubanos tendrían acceso y no solo como es ahora, que lo reciben solo los opositores al régimen totalitario. En cuanto al Plan D por ahora se lo reservaba.
El oficial Gonzalez Morffil le prometió al detenido, que informaría a sus superiores, pero que la decisión respecto a los talleres cívicos impartidos por el FANTU, era del Alto Mando de la Revolución y él solo cumpliría las órdenes. Después de  esto, tanto Wendis Castillo como su esposo fueron regresados hasta frente a su vivienda, localizada en la barriada santaclareña de La Chirusa, ella en el todoterreno marca Niva y él en el auto patrullero de la PNR # 290, donde le fueron quitadas las esposas a Coco Fariñas, tras más de cinco horas de arresto, sin tener en cuenta que es portador de una trombosis, desde el año 2010, cuando la huelga de hambre después de la muerte de Orlando Zapata Tanayo y que logró la salida de prisión de 116 presos políticos, acción que Coco Fariñas considera una tortura premeditada para asesinarlo.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s