Nunca hemos reconocido que existan.  Por: Guillermo Fariñas, Revista Nacan No.55

Nunca hemos reconocido que existan. 

Por: Guillermo Fariñas Hernández.

Regocijado de enigma como de un tesoro en el medio del mar Caribe, en estos tiempos de oralidad  elevaba al cielo, pero no practicada en la vida cotidiana, o tal vez, escondida en las tripas de un  «Caballo de Troya» creado por el castro-fidelismo triunfante, y hasta en momentos exuberante. Una exuberancia donde se engendró -para desgracia de los pueblos y sus ciudadanos- la sádica subversión armada comunista que abarcó a Iberoamérica, África, el Sudeste Asiático y hasta algunos países de Oceanía. Debido a esto la Nación Cubana vagaba dando tropezones por este Siglo XXI, sin unos horizontes tangibles y válidos a no ser el imponer los cánones de Fidel Castro a cualquiera, algo que solo lo veían y sentían en sus propias carnes los representantes más humildes del pueblo mismo, léase el cubano de a pie.

A la corrupta Élite en el poder le gusta hablar de los Derechos Humanos, unos Derechos que solo son cumplidos en sus personas, siempre que continúen siendo parte de esa Élite que dice construir “El Socialismo Próspero y Sostenible”, que lo es únicamente para sus bolsillos. A esa misma Élite le encanta demostrar la Solidaridad, una Solidaridad solo con sus iguales de la Élite. Porque lo cierto dentro de las élites cubanas es que, no miran a los de abajo con buenos ojos. Es por eso que incentivan constantemente el odio entre hermanos, entre conciudadanos, entre compatriotas. De ahí; que denominen con sus epítetos ofensivos contra aquellos que hacen una Oposición No-Violenta a quienes nombran: «Gusanos», «Mercenarios» o «Vende Patria», que ya forma parte del vocabulario mediático-oficialista del castrismo.

Aunque no es para ser conocido por los ciudadanos de a pie -y si solo por algunos de los escogidos dentro de la Élite-, o como se dice ahora, el asunto es un «Secreto de Estado», pero todos conocen que miles de millones de dólares ingresan al Presupuesto Nacional. No obstante; el hermetismo, la falta de transparencia, la nulidad de acciones ciudadanas, la ausencia de rendición de cuentas por parte de las autoridades, el totalitarismo, la ineficiencia económica,  el despilfarro, la corrupción. En fin, se trata de una familia cubana que ostenta todo el poder absoluto y real sobre la gente, que esconde las oportunidades de los habitantes del país, que destrona sus posibilidades y ahoga el futuro, o contamina a la Nación, y ha construido un muro que  impide, hasta ahora, el fomento de las libertades cívicas.

Últimamente se está dando un crecimiento en sectores de la economía muy importantes, como es el caso del turismo, la industria del petróleo, la minería, las inversiones extranjeras, la exportación de servicios. No obstante a todo esto los bolsillos de los cubanos de a pie y promedio se encuentran vacíos, porque el ciudadano nacional que reside en la Isla, no puede hacer frente a la doble moneda, a los increíbles siete tipos de cambios monetarios, al galopante desempleo. Nadie, salvo los integrantes de la Élite, pueden asegurar que sus vidas son hoy prósperas, nadie, llega a afirmar que su futuro será bueno, nadie, se atreve a asegurar cuál o qué será lo que ocurrirá en los próximos 60 días aquí en Cuba, pero sobre todo nadie, entiende qué es lo que realmente sucede aquí en la telaraña, que sin lugar a dudas es la sociedad cubana.      

Es algo clarísimo, que hoy nuestros compatriotas están más informados -fundamentalmente los jóvenes-, ya están hartos del siempre sacrificante discurso político de la Élite Gobernante, que se apoya en una metodología totalitaria para controlar a la ciudadanía. Todas estas condiciones económicas, ideológicas, políticas y sociales han logrado, que los ciudadanos cubanos cada día sean más críticos con los que lo gobiernan y no aceptan que los continúen manipulando. Ellos, los compatriotas que residen en Cuba aspiran a más y en verdad, tienen derecho algo mejor, porque cada vez existen mayor cantidad de cubanos son libres por navegar e interactuar en las redes sociales. Unos espacios desde donde convidan a nuestros congéneres de todo el mundo, que es  una lucha cívica por un sitio bajo el sol, como cualquier hombre o mujer libre de este planeta.

Regresando al auge de la «Industria sin Humo» -como se le dice a la Industria Turística- algo que  no tiene impacto directo y material plausible sobre los ciudadanos cubanos de a pie. Ya en La Habana, por ejemplo, se afirma que existe un 20 % de pobreza, mientras en las provincias orientales de la Isla, se asegura que los pobres por allí rozan el 35 %, y se plantea que es la región de mayor pobreza del país. Todo esto ha traído que la marginalidad y las drogas van en ascenso entre los integrantes de la sociedad nacional, que es un Mecanismo de Defensa Social extremo entre una cantidad no despreciable de entes sociales, los cuales conforman a la sociedad nacional, que actúan así, porque se encuentran ante un panorama desolador y alienante para la gran mayoría de los conciudadanos.

Estas cifras dadas a hurtadillas a los miembros de la prensa independiente y la oposición no violenta interna, las manejan muy secretamente un grupo de organismos encuestadores del propio gobierno castro-raulista en el ejercicio del Poder Ejecutivo. No son para ser conocidas por los cubanos de a pie, incluso, son unos guarismos para serles escondidos precisamente a esos cubanos de a pie, pero a quienes más se les esconden estos desoladores dígitos de pobreza son a los amigos extranjeros de la Dictadura Totalitaria, incluso, se les esconden mucho más que a los extranjeros calificados como adversarios o enemigos políticos del régimen. Una decisión altamente manipulatoria para mantener la supuesta “intransigencia ideológica” ante la Izquierda Política Mundial del castrismo en Cuba.      

Muchos son los rincones de la geografía planetaria, donde los hijos de Cuba o sus descendientes nacidos en tierras extranjeras, han logrado convertirse en empresarios altamente competitivos y  triunfantes -esencialmente en los Estados Unidos de América-, algunos de ellos poseen fortunas e inversiones florecientes, y tienen cifras con más de 5. 000 millones de dólares de fortunas personales, o sea, la segunda generación de nuestros compatriotas se han transformados en multimillonarios, lo que hará que algunos de la tercera generación cubana estén entre los hombres más ricos en las economías mayores del mundo. Los múltiples canales humanitarios abiertos por connacionales en diversas partes del mundo, y están dispuestos a ayudar a sacudir el yugo del totalitarismo castro-fidelista antes, así como castro-raulista ahora, la influencia de las finanzas.

Cuando a estos compatriotas se les indaga por algún oficial de inmigración u otra autoridad de cualquier otra nación, adonde han ido a parar los cubanos a lo largo y ancho de este mundo, la respuesta ineludible del gobierno cubano es que, todos ellos son unos meros inmigrantes económicos. Porque esa es la respuesta que oficialmente enseñan en las escuelas, y automáticamente se impone como la visión que deben esgrimir socialmente los nacionales, siempre so pena del escarnio público o la prisión. Entonces; todo se deriva su desgarrador status en una sociedad sin derecho y razón, que les corta las alas a sus sueños, que se transforman en llegar a los Estados Unidos, fundamentalmente, porque los nacidos en esta Isla, tras esta motivación esconden una necesidad de vivir económica y materialmente en la prosperidad.

Precisamente es ahora, que los ancianos que gobiernan en Cuba están en una enorme encrucijada, que consiste en determinar en contestarse a la disyuntiva, si ellos regresan a la subversión guerrillera de las dos primeras décadas de la Revolución Cubana o intentan convivir con los nuevos tiempos de equilibrio caótico entre diplomacia e intervenciones geopolíticas, donde existe una primera potencia -Estados Unidos de América- por encima de otras potencias que intentan alcanzarla y equipararse a la primera -Federación Rusa y República Popular China-, y conocen que si dan un paso en falso y todo a su alrededor se derrumbaría. Debido a que son vistos por los Izquierdista Radicales de América Latina, como que estos ancianos gobernantes de Cuba son quienes tienen que dar el grito de guerra contra El Imperialismo Yanqui.

Sí, porque los Estados Unidos de América están a punto de tomar un grupo de medidas a nivel económico, político y hasta militar contra las sistemáticas violaciones de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela por el gobierno del Presidente Nicolás Maduro Moros y su sequito de narco-secuaces. Hasta ahora; el presidente estadounidense Donald Trump ha asegurado a la opinión pública internacional y de su propio país, que se tienen planificadas un grupo de sanciones económicas frente a Los Maduristas empalagados de poder, y que sin lugar a dudas traerá una escalada entre Trumpitas y Maduristas, o entre la Derecha y la Izquierda políticas de este continente y hasta entre Anti-Imperialistas versus Pro-Imperialistas y el subcontinente que es Iberoamérica se ha convertido en un polvorín a punto de estallar.

Nadie sabe que conversaron en realidad Raúl Castro y su homólogo de la República de Colombia, Juan Manuel Santos, en la sui generis visita realizada a La Habana por el Premio Nobel por la Paz. Pero tras ese encuentro entre los mencionados estadistas, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba ordenó un paso trascendental, la salida masiva de 47. 000 cubanos de tierras venezolanas. Comenzó a observarse el envío de miles de ómnibus hacía la ciudad de Santiago de Cuba, que es el punto hacia donde serán evacuados desde Venezuela los colaboradores civiles allí, quienes son encabezados por el Coronel (r) del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR), Víctor Gaute López, Miembro del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Una mayoría de los conciudadanos residentes en la Isla se preocupan por otra cuestión aún más peligrosa, que se resume en una sola interrogante: ¿También serán evacuados los asesores militares cubanos, que están en Venezuela? Si la respuesta a esta pregunta es afirmativa, entonces, no habrá confrontación directa con los Estados Unidos y sus Fuerzas Armadas; pero si la contestación es negativa, a la sazón, nuestra ciudadanía correrá un enorme peligro, y puede ser víctima de la irresponsabilidad de quienes gobiernan éste decadente sistema castrista. Una cosa es cierta; no existe transparencia oficial, respecto a la permanencia de los consultores castrenses cubanos en Venezuela. El característico cinismo del neocastrismo asegura desvergonzadamente: «No podemos evacuar a unos asesores, que nunca hemos reconocido que existan».                          

Vea la Revista Nacan Completa:

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s