Revista Nacan No.54, Apreciaciones desde el Centro de Cuba.

Revista Nacan No.54, Apreciaciones desde el Centro de Cuba.

Editorial

La “salud” de la economía cubana se desvanece de manera proporcional a la severa radicalización de la ciudadanía venezolana en contra del gobierno despótico de Nicolás Maduro Moro, que ensangrienta la tierra del Libertador con buena dosis de ese fluido corpóreo. Ya son más de 80 los muertos por la represión, casi todos opositores.
Si cae Venezuela, el 20 o hasta el 25 % del Producto Interno Bruto (PIB) cubano se perdería, sumiendo a la Isla en un marasmo de pobreza sin límites. De esta manera sería posible que se sobrepasara el 20% de pobreza que acepta el Régimen Cubano existe solo en la capital de la República.
El Estado Comunista se va retirando poco a poco de la vida ciudadana, de los proyectos de los hombres y mujeres del país, de la industria, la banca, el comercio, de la mente y el hacer, y hasta del espíritu del país.
¿Cómo lo sabemos? Porque se siente y se ve. El transporte, por ejemplo, en cuanto al sector público es simplemente inexistente. A nivel nacional y cotidiano las rutas para pasajeros o mercancías son un espejismo, y en el sector privado, los precios rondan los dos dólares por cada kilómetro de recorrido.
Los alimentos, escasos, se han encarecido años tras años. Solo para adquirir la canasta básica una familia cubana necesita ocho sueldos mínimos. Hasta el punto que en las ciudades mediterráneas el pescado capturado en los golfos es inexistente, y solo se consumen productos cultivados en presas y estanques. No importa que en ningún lugar de la isla el mar nunca diste más de 50 kilómetros.
La carne de res, la mantequilla, la leche para los infantes son productos de privilegios. Los niños juegan descalzos y comen lo que pueden darles sus padres, que no es mucho. Sin embargo la Televisión Nacional Estatal, los medios de prensa radiales o impresos, cantan diariamente loas al pasado y a la ideología.
Los servicios alcanzan niveles de corrupción propios de países donde los funcionarios públicos tradicionalmente viven de los favores y las quitas a los clientes. Cualquier trá-mite puede verse enredado sobremanera en todos los niveles.
El costo de acceder a las redes sociales o a la telefonía móvil devora los bolsillos de quienes necesitan estar al día, y a pesar que la información es un Derecho Humano, el gravamen del uso de Internet excluye al ciudadano.
Este es el día a día del cubano de a pie, durante décadas. Primero fueron las guerras basadas en el principio del Internacionalismo Proletario, luego la hambruna de los años de 1990, que dejó sin visión o renqueando a miles de cubanos, debido a la malnutrición.
Ahora es la falta de escalafón social o los privilegios de élites, que son los únicos que disfrutan de Derechos Humanos y el llamado “Socialismo Próspero”. Son los jerarcas quienes viajan, y sus hijos desertan con grandes sumas de dinero. El béisbol se desinfló, la Zona Especial Económica del Mariel no encuentra inversores.
Las autoridades temen el efecto contagio venezolano, por ello apuran la represión contra la oposición noviolenta y prodemocrática hasta niveles del período soviético, y llaman hermanos a los norcoreanos.
En política exterior, La Habana no hizo nada ante el deshielo que propició la nueva política de acercamiento urdida por el presidente Barack Obama. Todo fue humo, las llamadas reformas económicas se estancaron, o simplemente puras estrategias de diversionismo mediático para acaparar cintillos en la prensa internacional.
Debido a que en Cuba se sembraron vientos y ahora están por cosecharse las tempestades. Ojala la mano del Señor se apiade de este pueblo y no terminemos en una guerra civil, porque la sangre a derramar será toda cubana.
El Director.

Ver la Revista Nacan:

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s