Por qué me reuní con Luis Posada Carriles. Por: Guillermo Fariñas Hernández.

Por qué me reuní con Luis Posada Carriles.

Por: Guillermo Fariñas Hernández.

Éste antiguo combatiente del M-26-7 de Fidel Castro al sentirse burlado por su líder, quien le prometió, que si arriesgaba su vida se reinstauraría la Democracia Representativa, decidió combatir la traición y democratizar a Cuba. La razón la pudieran tener unos u otros, pero existe una verdad, y es que “El Terrorista Mayor” primero ejerció la violencia para los Castro.

Debido a esto, Posada Carriles primero se desvinculó de sus responsabilidades en la Policía Nacional Revolucionaria y no aceptó ningún otro cargo que representase al poder castrista. Pero los aparatos de la Seguridad del Estado lograron penetrar y neutralizar varias conspiraciones en las que estuvo involucrado, y según me expresó él: «De verdad que ya no sabía en quién confiar».

Luis Clemente Faustino me aseguró: «… comencé a combatir contra los Castro en las ciudades de Cuba, mientras otros traicionados igual que yo, lo hacían desde las montañas y campos de Cuba, no me arrepiento de haberlo hecho, creo que era mi reacción natural ante la perspectiva de dejar que El Comunismo arrasara a mi Patria, como desgraciadamente lo ha hecho».

A la vez confirmó, que la lucha en las ciudades se hizo más difícil, ellos aún no lo sabían, pero la Isla estaba ocupada por miles de asesores en contrainteligencia e inteligencia rusos. Represores que provenían de la cruel KGB soviética, así como de la militar y menos conocida GRU Glávnoe Razvédyvatelnoe Upravlénie o Directorio Principal de Inteligencia.

Posada estuvo en Cuba en la lucha clandestina anticastrista, desde septiembre de 1959 hasta noviembre de 1960, cuando pidió asilo político en la Embajada de Argentina en La Habana, lugar donde se mantuvo por dos meses. Finalmente logró salir vía México hacia el exilio en los Estados Unidos de América, cuestión que otros no pudieron hacer y terminaron encarcelados o fusilados.

Aquí en estos escritos tenemos que ser portadores de la verdad, y aunque duela esa verdad, ésta  debe ser dicha. Luis Posada Carriles determinó conscientemente quitar al Comunismo de su Patria a través de la violencia. Para eso se entrenó en «Fort Benning» con los Boinas Verdes norteamericanos y se hizo oficial del Ejercito de los Estados Unidos de América o US Army.

Esa fue su determinación y asegura que no se arrepiente para nada de lo que ha hecho, él personalmente se considera una especie de Guerrero Ungido por Dios contra El Comunismo. Y en estos menesteres de enfrentarse a los bolcheviques en cualquier parte de este mundo, ha cumplido más de 100 misiones en América Latina, África, Asia y Europa.

Su muy personal opinión es, que en varias misiones contra los comunistas, él y sus compañeros de lucha no pudieron tener más éxitos, por la demostrada pusilanimidad de algunos gobernantes estadounidenses. Cree que sus trabajos anticomunistas más acabados fueron en Venezuela, donde logró junto a otros cubanos eliminar a las guerrillas urbanas procomunistas.

A la vez que, él se siente orgulloso de compatriotas como el fallecido Coronel del US Army Edel Montiel; quien consiguió destruir a las guerrillas filocomunistas rurales venezolanas, que habían sido entrenadas en Cuba y donde estaban involucrados altos oficiales cubanos. Hizo referencia específica a los frentes guerrilleros de Douglas Bravo y los Hermanos Perkoff.

A su vez, en Argentina, donde lograron desarticular al incipiente frente partisano, que intentaba instalar el seguidor del Che Guevara, el también argentino Jorge Ricardo Masetti en la selva de Salta. Así como la Guerra de Centroamérica, conflicto que hizo pactar a los sandinistas y hacer elecciones libres, ganadas por la oposición. Algo parecido ocurrió en El Salvador.

Luis Posada hace una reflexión: «… cuando salí de Cuba y vi el daño que hacia El Comunismo no solo a mi Patria, sino a todo el mundo, por las violaciones a los Derechos Humanos más elementales, me pregunté ¿Me cruzaré de brazos o lo combatiré, y decidí combatirlo y no me arrepiento de haberlo hecho y si tuviera menos edad y mejor salud, lo continuaría haciendo…».

Concluyó Posada: «Yo no sé por qué me critican tanto, si los comunistas cubanos creaban cada día más y más guerrillas por todo el mundo, por qué nosotros los cubanos anticomunistas no podíamos combatirlas, si ellos tenían derecho a luchar por sus ideas comunistas, entonces, nosotros también teníamos el derecho a luchar por el anticomunismo».

Estoy de acuerdo en lo que asegura Luis Posada Carriles, que el gobierno castrista se dedicó a incentivar la violencia política en todos los continentes de este planeta. No lo afirmo yo -que orgullosamente soy un connotado contrarrevolucionario- lo confirman ellos mismos. Quien dude, por favor; lea el libro de la Editorial Verde Olivo «Secretos de generales» de Luis Báez.

Continuará.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s