Vea el Semanario del FANTU, El Cartero Antitotalitario No. 47, #Cuba

Vea el Semanario del FANTU, El Cartero Antitotalitario No. 47, #Cuba

Editorial

Sur y NorteCuando la bomba explotó en el interior del Vuelo 858 de Korea Air, que hacía la ruta Bagdad-Seúl, vía Abu Dabi, aquel fatídico 29 de noviembre de 1989, las agencias de prensa y la comunidad internacional pusieron sus ojos en la dictadura de la República Democrática de Corea del Norte. País donde el iniciador de la dinastía comunista, «El camarada Kim Il Sung», gobernaba como lo que siempre fue, todo un tirano.

El artefacto explosivo que estalló en la aeronave de la línea nacional de Corea del Sur fue puesto por dos espías de los servicios de inteligencia de la «Dinastía Kim». Los dos agentes, un hombre y una joven, habían pasado los controles aduaneros en Bagdad con unos excelentemente confeccionados documentos falsos.

Los asesinos fingieron ser  padre e hija. Kim Hyon Hui, La Dama del Artefacto en el transistor del avión, quien fungía como especialista en explosivos, logró escapar con vida y fue detenida en Bahréin, Más tarde, le fue conmutada la pena de muerte, pues se consideró su edad, su género y que había sido adoctrinada desde niña por el espionaje comunista, al hombre le fue peor, pues se suicidó masticando una capsula de cianuro.

Ella escribió un libro sobre el hecho y después donó a los familiares de las 115 víctimas del atentado las ganancias del mismo. Un tiempo después, pasó a dar conferencias sobre la naturaleza criminal del Régimen Comunista de Pyongyang en universidades e instituciones de la Sociedad Civil en Corea del Sur y otros países occidentales.

De igual manera criminal, el 21 de enero de 1968, un comando de tropas especiales norcoreanas conformado por 31 soldados élites había asaltado la Casa Azul, donde el ejecutivo  surcoreano tenía y tiene aún hoy, su residencia. El objetivo era defenestrar al Presidente Park Geun Hee, el padre de la actual mandataria Park Geun Hye, esta fue la primera operación en el extranjero de la camarilla asesina de Corea del Norte, este golpe, sin embargo, falló estrepitosamente.

Pero Kim Il Sung no se detuvo ante el Presidente Park, cuando el 15 de agosto de 1974, un japonés de origen norcoreano, Mun Se Gwang, disparó contra el mandatario con un revólver Smith & Wesson y mató a la esposa del Jefe de Gobierno. Yuk Young Soo erró el tiro contra el Presidente surcoreano a causa de  la presión de la guardia presidencial.

Luego el mundo se asombraría, cuando el 9 de octubre de 1989, con el atentado contra el Presidente de Corea del Sur Chun Doo Hwen, cuando una bomba estalló en el Mausoleo de los Mártires, en Rangún, capital de Birmania. El artefacto mató a 17 surcoreanos, entre los que se encontraban 4 ministros y también un cuarteto de funcionarios birmanos.

El 12 de febrero de este 2017, Kim Jong Un mandó a asesinar a su hermanastro Kim Jong Nam en Kuala Lumpur, capital de Malasia, un comando conformado por dos mujeres y siete hombres, entre los que se encuentran dos funcionarios de la embajada norcoreana en la ciudad, roció VX. Un potente neuroparalizante en la cara del malogrado primogénito de Kim Jong Il, quien se encontraba en un exilio forzado en Macao, y era protegido por la República Popular China.

Este asesinato, junto a las pruebas nucleares y de misiles balísticos del régimen de Pyongyang, ha puesto sobre el tapete la naturaleza criminal de la Dinastía Comunista que oprime al pueblo del norte de la Península Coreana.

Cuba, quien mantienen relaciones de “hermandad” con tales asesinos debería revisar su política exterior para con estos «camaradas» en las lides internacionales. No puede -y no debe- haber doble raseros en cuanto a política se trate. Es por eso que; las autoridades castristas no son creíbles, cuando acusan a los anticastristas que volaron el Vuelo 455 de Cubana de Aviación, en octubre de 1976.

Tampoco se debería confraternizar con asesinos, que no se han detenido a la hora de volar un avión en pleno vuelo, un acto de la peor índole canallesca, a la que Cuba y su gobierno totalitario debería criminalizar. Y por ello, la moral que preconizan los debe llevar a romper relaciones diplomáticas con la República Democrática de Corea, la Corea del Norte.

El Director.

Ver el Semanario completo:

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s