Amenazado Pastor Apostólico que expulsó a delator de la Seguridad del Estado. #Cuba #Represion

Por: Wendis Castillo Hernández.

El Condado, Santa Clara, Villa Clara, 8 de febrero del 2017, (ECA).

El Pastor Rafael Ríos Martí fue amenazado por un delator de la Seguridad del Estado, el pasado 7 de febrero, en Manatí, provincia Las Tunas, por expulsarlo del templo, al comprobarse que colaboraba con esta.

Según informó vía teléfono Yuni Jorge Cabrejas López, Coordinador Provincial del Foro Antitotalitario Unido «Juan Wilfredo Soto García» (FANTU), el chivato resultó emplazado por el Pastor de la Iglesia Apostólica y Profética «El Resplandor de la Gloria de Dios», al comprobarse que Osvaldo Mustelier Cedeño, trataba de dividir a la congregación cristiana.

Cuando Mustelier Cedeño se retiraba de los locales que ocupa la congregación cristiana, le expresó de un modo amenazante al líder espiritual: «Recuérdate que yo soy de Santiago de Cuba y esto no se va a quedar así, recuérdate que yo tengo muy buenos amigos en el gobierno y si un día te pasa algo, a mi no me va a pasar nada…».

«… ya Osvaldo Mustelier había intentado presionar al Pastor al decirle, que él tenía amigos en la Seguridad del Estado, a los que no les gustaba, que se estuviesen aceptando en su iglesia a opositores militantes del FANTU. A lo que el líder religioso le respondió, que en su iglesia no hacia política, pero la Casa de Dios era para todos, fueran estos castristas o anticastristas…».

Ríos Martí en su labor apostólica y profética le reafirmó a Mustelier Cedeño: «… usted como miembro de esta iglesia que es, debe estar al tanto de que aquí solo se hable de Dios, si usted escucha y ve a cualquiera de los que se dicen opositores políticos al gobierno hablando de esos temas dentro de esta iglesia, usted me lo informa y yo tomaré medidas con ellos…».

Y finalmente le confirmó: «… lo que piensen esos hermanos contrarios al gobierno no es competencia de esta Iglesia, esta Iglesia es de todos, pues todos son hijos de Dios y aquí nadie  será discriminado por estar contra el gobierno o con el gobierno. Nosotros no podemos dejar que aquí se haga política, pero lo que hagan o piensen fuera de esta Iglesia no es de mi competencia».

Ante esta respuesta el infiltrado de la Policía Política se dedicó, durante unos cinco meses, a intentar dividir a esa congregación cristiana y fue advertido por el Pastor y varios de sus seguidores en más de una ocasión. Ante la renuencia a dejar de atomizar a la Iglesia, se realizó una reunión pública donde fue desenmascarado y expulsado de allí.  

leer el semanario completo:

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s