Los avatares del Agente Decano y la Seccion XXI del DGI. #Cuba

des

 

Continuacion de la Serie “La Operacion Silencio solo estaba pospuesta”

Por: Guillemo Farinas Hernandez, Producciones Nacan.

La Chirusa, Santa Clara, 10 de mayo del 2016, (PN). Para lograr esto, muchos de los potenciales rivales a ese cargo frente a ambos agentes de la DGCI fueron neutralizados. Esto consistió en encarcelamientos, campañas de desprestigio personal o político, y la aceleración de las salidas del país por la vía de Refugiados Políticos.

Aquella manipulación fue tal, que las diferencias entre Librado Ricardo y Luis Ramón fueron de por vida, por lo que trascendieron al fracaso de Concilio Cubano, ambos se acusaban el uno al otro, de ser Agentes de la Seguridad del Estado. Por lo que se creó una situación en la región Central de Cuba, de que estabas con uno o con el otro… pero siempre controlado por el G-2.

Librado acordó una “sospechosa” reunión reconciliatoria en la vivienda de «Leoncio», pues este último, junto al también Agente «Félix», en cuanto Coco Fariñas empezó a realizar acciones en las calles de Santa Clara como militante del MCR, intentaron frenarlo. La verdadera identidad de «Félix» era Juan Francisco Fernández Gómez “Yunior” y fue revelada oficialmente.

«Félix» y «Leoncio» le alegaban a Fariñas: «Nosotros debemos tener conocimiento previo de las actividades opositoras, que usted vaya a realizar en Santa Clara, porque nosotros vivimos aquí, y nos perjudica», a lo que Coco se negó de plano, pues argumentaba que no le debía subordinación a dirigentes de organizaciones contestarías, que no fueran del Movimiento Cubano Reflexión.

Tras muchas horas de reunión de Linares con Fariñas en varios parques de Santa Clara, donde el primero le pedía al segundo que acudiera a la referida cita en la vivienda de «Leoncio» y el segundo se negaba. «Decano» como Secretario General del MCR, obligó disciplinaria y partidistamente a ir a la misma a Coco Fariñas, o sea a la “preparado” encuentro.

Por suerte Coco Fariñas, se negó a entrar a la casa de «Leoncio» y pidió que la reunión se efectuase en un parque público cercano. Finalmente se llevó a cabo la supuesta reconciliación, que fue una venenosa trampa, donde Luis Ramón Hernández agredió a Fariñas, este último a pesar de caminar todavía con muletas, le produjo una lesión en la cabeza a «Leoncio».

Esta fue la justificación ideal que encontró Librado Linares García para sacar del Movimiento Cubano Reflexión a Coco Fariñas, porque según él: «Fariñas había aplicado la violencia contra otra persona». A pesar de asegurar en una reunión extraordinaria del MCR, que él estaba convencido, que Luis Ramón Hernández Rodríguez era Agente.

Sin embargo, Librado Linares jamás reconoció, que el agresor original había sido «Leoncio», que durante los debates entre ambos en los parques citadinos, ya Fariñas lo había advertido, que lo que finalmente ocurrió podría suceder. O sea, la lógica más elemental indicaba en aquel momento, que Librado tenía unas órdenes muy “específicas” neutralizar a Coco Fariñas.

También «Decano» tuvo que verse obligado a imponer su opinión en las varias reuniones, que después del incidente tuvieron los militantes del MCR. Porque los asociados de esa organización contestataria no entendían sobre la imposición de una medida tan drástica por haber ejercido la Legítima Defensa, por parte de un miembro suyo.

Pasados unos ocho meses de estos sucesos, durante una fuerte discusión ocurrida entre el entonces Teniente Coronel Raúl Fernández Mederos y Coco Fariñas frente a la puerta del militante opositor Ramón Alba Perdomo y la esposa de éste. Debido a que en la mañana Fariñas había realizado una acción cívica en las calles de Santa Clara, el Jefe del XXI, allí lo dijo todo.

El alto oficial de la Seguridad del Estado, de manera totalmente descompuesta y con una pérdida de su equilibrio emocional, le gritó con una elocuente prepotencia a Coco Fariñas: «Recuérdate, que a ti te botan y te van botar de la organización opositora, cuando a mí me salga de mis c……, porque aquí casi todo el mundo trabaja para mí».

Coco Fariñas aceptó sin reparos su separación del Movimiento Cubano Reflexión, pues parafraseó al personaje de Mario Puzo, Don Vito Corleone: «Hijo… quien venga a proponer una reunión, es el traidor». A partir de esta emboscada maquiavélica, Fariñas quedó convencido, que Librado Linares era Agente de la Seguridad del Estado, aunque todavía no poseía pruebas.

Cuando el «Agente Decano» de la Seguridad del Estado salió de prisión, en el año 2011, las orientaciones recibidas fueron intentar subordinar al liderazgo opositor en el Centro del País. Algo muy difícil de lograr, pues ya existían por lo menos, tres dirigentes importantes y mediáticos en ese territorio.

Gracias a la mediática huelga de hambre y sed de Coco Fariñas, Librado el Agente «Decano» se percató, y así se lo hizo saber a sus oficiales operativos, que ni Idania Yánez Contreras, ni Jorge Luis García Pérez «Antúnez», y mucho menos Guillermo Fariñas se supeditarían a él. Entonces «G-2 y Asociados» usaron el método conocido en Inteligencia como «Autoridad Profesoral».

Se utilizó el pretexto de impartir clases de Lucha No Violenta a los distintos grupos opositores, con el propósito abierto y público de enseñar a sus homólogos demócratas, pero con el fin oculto de elevar sus status personal ante los alumnos-militantes, para captarlos después. Ya con ese ascendiente pedagógico poder atraerlos al MCR y así ser controlados por «Decano».

Esta actitud le trajo los primeros roces con los otros líderes políticos de la Región Central e hizo que comenzara a caerse su falsa mascara de “Líder Integro”. Una frase dicha por la exPresidenta de la Coalición Central Opositora (CCO), Idania Yánez Contreras al Coco Fariñas, lo explica todo: «Este tipo es como un buchón, se lo quiere comer todo».

Frente a este rechazo, los especialistas de la DGCI reorientaron a Librado Linares, a que intentara competir y hasta desintegrar a la Revista Nacán del FANTU, dirigida por Coco Fariñas y así reforzaba su perfil intelectual en la disidencia. Para ello aglutinó a un grupo importante de intelectuales en esa publicación y no tuvo escrúpulos de ningún tipo en quitárselos a Nacán.

Los oficiales del Departamento XXI fueron muy creativos, sobre todo el Tte. Cnel. Carlos Alexander Rodríguez de la Riva, quien recomendó que escribieran intelectuales anticastristas y procastristas, y surgió «Espacio Plural» «Cuadernos de Pensamiento Plural», donde se podían leer a pro-demócratas junto a miembros de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Este oficial está muy bien preparado intelectualmente, porque estuvo infiltrado desde la adolescencia en la iglesia «Los Pinos Nuevos» de Santa Clara, incluso allí fungió como administrador de la misma. Después reprimió durante nueve años a alumnos y profesores de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas, donde resultó muy eficiente.

Sería honesto reconocer, que si alguien estaba motivado para trabajar en «Espacio Plural», ese era Librado Linares. Además, la diferencia entre «Nacán» y «Espacio Plural» eran abismales. Pues mientras en la primera solo se publicaban opiniones abiertamente anticastristas, en la segunda se hacía mucho más interesante el constante contrapunteo de matices en los criterios.

En el Congreso de la UNEAC, el entonces Presidente de la Asociación Hermanos Saiz (AHS), Luis Morlote Rivas se refirió peyorativamente a «Espacio Plural». Morlote tomó esta publicación como una afrenta personal, pues es él es un intelectual oriundo de Villa Clara, entre los colaboradores de la revista denostó personalmente al escritor Rafael Vilches Proenza.

Allí se encontraba el Coordinador General del CODESENA, el Coronel Alejandro Castro Espín, quien apoyó a Morlote Rivas y a otros intelectuales que lo secundaron, en cuanto a la peligrosidad potencial de la tan tolerante publicación. Las críticas de los intelectuales se hicieron, sin conocer, que se trataba de una operación de la Seguridad del Estado.

Alejandro Castro finalmente razonó: «No puedo estar de acuerdo, con que nuestros intelectuales revolucionarios convivan en un mismo espacio con intelectuales contrarrevolucionarios, porque se sentaría el precedente y un día los políticos revolucionarios tendríamos que compartir espacio con políticos contrarrevolucionarios, y eso es inaceptable para la revolución».

“Casualmente” Librado estuvo en La Habana arrestado tras celebrarse el cónclave de la UNEAC. El intelectual Gabriel Barrenechea, editor de Espacio Plural asegura: «Librado regresó de La Habana convertido en otro, en el peor enemigo de la revista, es como si hubieran quitado a uno y puesto a otro, considero que sus sabotajes eliminaron a Cuadernos de Pensamiento Plural».

 

Ver articulo completo en: https://produccionesnacan.wordpress.com/2016/03/30/la-operacion-silenciosolo-estaba-pospuesta-cuba/

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s