El Béisbol servirá como embajador. #Cuba #USA

Alvarez

bebo

 Por: Jorge Luis Artiles Montiel “Bebo”.

El Béisbol servirá como embajador, para restablecer las relaciones diplómaticas de dos pueblos, que sus gobiernos fueron enemigos a muerte, hasta el 17 de diciembre de 2014, el de Estados Unidos de América y Cuba. Ahora, es parte de las negociaciones entre ambas partes, por esto sirvió de colofón el tope de confrontación de béisbol entre la Selección Nacional de Cuba y el Tampa Bay Rays, franquicia de las Major League Baseball (MLB).

Siempre el deporte ha sido parte de amistad y de unidad, entre atletas rivales, después de salir de las área de combate, enfrentamientos y competiciones internacionales. Casos de deportistas contrarios en el deporte, e incluso gobiernos adversos, han declarado que son amigos y hasta se visitan mutuamente, uno de estos era la amistad entre el Tricampeón Olímpico y Mundial de Boxeo, el desaparecido fisicamente, Teofilo Stevenson y el Campeón Olímpico de Roma 1960, y el Ex-Campeón Mundial de Boxeo Profesional, Clausos Clai “Mohame Alí”.

Aunque los peloteros cubanos, no han tenido, o nunca han confesado que tienen buenas relaciones fuera del terreno con peloteros estadounidenses, al menos nunca lo he escuchado, incluso con ninguna de otra nacionalidad. Pudiera darse el caso, pero no lo conosco, ni tengo referencia. Sí en las MLB donde muchos peloteros cubanos han tenido amistad y hermandad con jugadores norteamericanos y latinos.

Un ejemplo es la de Rolando Arrojo con el pitcher dominicano Pedro “El Grande” Martínez, o la de Orlando “El Duque” Hernández con Norman Garciaparra, con Dereck Jeter, y con el dueño del team Senadores de Washignton, el General de Cinco Estrellas, Colliw Power.

Observé después de concluido el Tope de Confrontación de Cuba vs Tampa Bay Rays, una cosa inaúdita, la de intercambiar las casacas del uniforme los peloteros de ambas escuadras. Ese intercambio, siempre estuvo prohibido a los jugadores cubanos, pues los dirigentes gubernamentales y deportivos decián que: el uniforme, del equipo Cuba, es la bandera cubana, el escudo y los signos patrios. Ahora, parece que lo que quieren es negociaciones y se les olvidó los signos patrios, la bandera y el escudo.

Mediante el béisbol y los juegos de confrontación con los teams de las Mayor League Baseball (MLB), podría ver negociaciones de intercambios de peloteros cubanos, que vivan en Cuba, y que puedan jugar en las Grandes Ligas, sin ninguna resptricción del Departamento del Tesoro de Estados Unidos de América, pues este capítulo está en letígio, con los Comisionados de las MLB y el Congreso de los Estados Unidos de América. Ese es el negocio que quieren hacer ambos presidentes, Raúl Castro y Obama, para el flujo de esclavos peloteros cubanos, que jueguen en las MLB, y regresen a casa con parte de los dólares ganados, que las autoridades cubanas, les facilitirán para que puedan invertir en negocios de Libre Empresa.

El béisbol podría ser el embajador deportivo entre dos pueblos cercanos en la geografía, con distintas costumbres, distintos gobiernos, “que fueron enemigos eternos hasta el 17 de diciembre de 2014”, distintos idiomas, pero algo en común, llevan en la sangre el béisbol.

La historia recoge que en el 1975, se iban a enfrentar la potente escuadra cubana, ganadora de casi todos los títulos Centroamericanos, Panamericanos, Copas Intercontinentales, Topes y otros eventos internacionales, contra una de las Grandes Ligas, pero se fructó el tope, incluso ya estaba confeccionado el equipo Cuba que enfrentaría a los Ligas Mayores, debido a las tensiones entre los enemigos eternos, quedó frustado el juego, solo en conversaciones entre Napoleón Quebedo, en aquellos tiempo, Presidente de la Federación Cubana de Béisbol (FCB) y los Comisionados de las Grandes Ligas. Una de la fallida idea, fue, porque Fidel Castro, prefirió la ingerencia en la Guerra de Angola, que las relaciones deportivas, y con la Administración de Gerald Ford y su Secretario de Estado, Henry Kissinger. Fidel prefirió la lucha contra el colonialismo portugués, contra Jona Sabimbe, Holder Roberto, que las relaciones diplómaticas con el Imperialismo Yanqui. En su slogan dice aún: “de los americanos no queremos nada a cambio”.

Por segunda vez después de 57 años se enfrentan una Seleccion Nacional de Cuba contra un team de las Major League Baseball (MLB). La primera vez ocurrió contra los Orioles de Baltimore, el 28 de marzo de 1999, ganaron los Orioles 3 x 2 carreras, en 11 inning, home run de Charles Jonhson, ante José Ibar, en el estadio Latinoamericano de La Habana, con la presencia de el ex-dictador Fidel Castro Ruz. Lanzó la primera bola el ilustre ya fallecido Conrrado Marrero “El Guajiro de Laberinto”. El 3 de abril, Cuba devolvió la visita a Baltimore, en el estadio Oriole Park at Camden Yards, allí, ganó Cuba 12 x 6 carreras, home run del ahora exiliado, Andy Morales.

Ahora la historia fue otra, debido a las negociaciones y relaciones entre ambos gobiernos que se iniciaron el 17 de diciembre de 2014, se acabó “La Guerra Fría” en el Hemisferio Occidental, como dijo Barack Obama, reunido con varios líderes de la oposición no violenta el 22 de marzo, horas antes de iniciarse el encuentro de béisbol entre Cuba vs Tampa Bay Rays.

Junto con el Tampa Bay Rays, vinieron una gran cantidad de autoridades de las MLB, Comisionados, Gerentes y Ex-jugadores de las MLB, periodistas y comentaristas deportivos. Como Roger Manfred, Comisionado de las MLB, Tony Clark, presidente de la Asociación de Jugadores de las MLB, Joe Torres, Jefe de Operaciones de las MLB, y los cubanos exiliados, ex-jugadores en las MLB, el ex-pitcher, Luis Tians, y el jugador José Cardenal, y Derek Jeter, considerado entre los mejores jugadores de las MLB, otrora shorstop de los Yankees de Nueva York, posible integrante del Salón de la Fama de Coopertown.

Ganó el Tampa Bay Rays, 4 x1 carrera, con 5 hits y cero error, Cuba, una carrera, 6 hits y un error, ganó el abridor, el zurdo Matt Moore, perdió Yosvani Torres, home run de James Loney, quien empujó tres carreras y anotó una, y de Rudy Reyes, para salvar la lechada, ante el cuarto pitcher utilizado, el relevista, el dominicano Alex Colomé.

Hubo en el remozado Estadio Latinoamericano, la presencia de el Señor Barack Obama, presidente de los Estados Unidos de América, y su familia, la Primera Dama Michelle Obama, y sus dos hijas, y Raúl Castro Ruz, presidente de la Isla del Engaño y su camarrilla de la cúpula gobernante, Miguel Díaz Canel Bermudez, Esteban Lazo Hernández, Salvador Váldes Mesa, Alejandro Castro Espín, entre otras personalidades.

Lanzaron la primera bola, Pedro Luis Lazo por Cuba, el máximo ganador de juegos en series nacionales con 257 victorias y por Estados Unidos, el cubano exiliado, ex-pitcher en las Grandes Ligas, Luis Tians, el cubano con más victorias en ese nivel con 229 en 19 temporadas.

Sin embargo, la figura que resaltó en los inicios de esta franquicia, no fue invitado, al parecer la FCB, no quizo aceptar la presencia del estelar lanzador villaclareño, natural de San Juan de las Yeras, municipio de Ranchuelo, quien fue Novato del Año, en el 1982, cuando jugó con los Citricultores, Matanzas, me refiero a Luis Rolando Arrojo Ávila, quien sería el primer pitcher con esta franquicia en ganar 14 juegos, con los Matarrayas de la Bahía de Tampa, el primero en participar en un Juego de las Estrellas, y el primer jugador de esta novena de firmar contrato millonario.

Esto ha sido boschornoso por parte de la dirección de la franquicia del Tampa Bay Rays, de no invitar a quién fue su estrella por varias temporadas, fue su primera fígura, y más aún un cubano de verdad. Pero Arrojo, darles las gracias a esos que no te invitaron a asistir al juego en el Coloso del Cerro, porque los hombres no claudican ni se venden, y mucho menos se cambian por una migaja. Recuerda que este régimen totalitario, es el mismo que te acusó de traidor a la revolución, cuando abandonaste la delegación deportiva antes de los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, y Fidel Castro, dijo: “Nos han robado al mejor pitcher. Se cambió por un puñado de dólares del Imperialismo Yanqui”.

Este períodista y crítico deportivo, tiempo después, le dijo al teniente, el hoy teniente coronel José Luis Rabel Rodríguez, quien es el jefe de la Seguridad del Estado en el Equipo Nacional de Béisbol, muy amigo de Antonio Castro Soto de Valle, el hijo de Fidel Castro: “tantas acusaciones que me ha hecho, tantas detenciones, y ahora se fue el mejor de todos. Me detuvo, me amenazó con una pistola, me golpeó y me amenazó con eliminarme físicamente, si volviá a irse otro pelotero, después de esto se han ido más de 1 000.

Por estos motivos les agradecería a Orlando Chinea, Rolando Arrojo, Orlando “Duque” Hernández, Kendry Morales, y a todos aquellos que no se han doblegado, no han claudicado y por una migaja y un recibimiento en el aeropuerto José Martí de La Habana, por Antonio Castro Soto de Valle, hijo de Fidel Castro, miembro de la Federación Internacional de Béisbol (IBAF) y por la Mafia del Béisbol Cubano, la de poder visitar a Cuba, bajo ningún concepto. Por eso son iconos y por eso la fanáticada todavía los recuerda, como heroes del Béisbol Cubano.

Anuncios

Un pensamiento en “El Béisbol servirá como embajador. #Cuba #USA

  1. Pingback: El Béisbol servirá como embajador. #Cuba #USA – bebodeportes

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s