“Todas las voces, todas las tendencias” Por: Rafael Vilches #Cuba

image

Tomado de la Revista Nacan

El Festival Mejunje Teatral le dio vida a las tablas santaclareñas con ráfagas de nostalgia y complicidad. Dedicado en esta edición al actor Emilio Sánchez, al director Fidel Galbán y a los 30 años de la Brigada Artística “Los Colines”.

Los teatristas de toda la Isla y más allá, se dieron cita en esta ciudad, en la magia inclusiva que es El Mejunje de Silverio, sitio que a golpe de aperturas se propuso, como en anteriores ediciones, acoger todas las voces y tendencias, que por diferentes e incomprendidas, tanto las que ya se ganaron un notorio reconocimiento, como las que no.

Entre los grupos invitados a la cita estuvieron: Teatro sobre el camino (Villa Clara), Océano, Estudio Teatral Alba (La Habana), Las Olas (Mayabeque), Teatro D´sur (Matanzas), Guiñol de Remedios, Alánimo (Villa Clara), Teatro de la Utopía (Pinar del Río), Guiñol Nacional, El Cuartel (La Habana), Paquelé (Sancti Spíritus), Alas de Cuba (Granma), Teatral Teatro (Camagüey), El Portazo(Matanzas), Mejunje (Villa Clara), Papalote (Matanzas), Icarón (Matanzas), Teatro del Viento (Camagüey), Teatro La Proa (La Habana), El Mirón de Cuba (Matanzas), Barco Antillano (La Habana), Teatro Yeppa (España), Maniobras Teatro (La Habana), Escambray, Guiñol Santa Clara, Dripy (Villa Clara), Teatro La Rosa (Villa Clara), Estudio Teatral (Santa Clara). En la memoria de este público ávido de luces y acción, va a quedar obras desgarradoras, críticas, desfachatadas, buenas y no tan buenas.

El viernes el festival abrió las cortinas con El Fantasma, dirigida por Rafael Martínez del Grupo Teatro sobre el camino. Una propuesta atrevida, por su abierto contenido sexual, que parte de la obra homónima del maestro argentino Javier Villafañe. Los actores conjugan la comedia, con el romancero español y los órganos reproductivos masculino y femenino que protagonizan la historia.

Le siguió El portazo de Matanzas que cuando pensamos que tras Semen, presentada en la anterior edición, no podría sorprendernos más; llegó con CCPC (Cuba Cofee by Portazos Coperative), merecedora del Premio Villanueva. El cabaret, dirigido por Pedro Franco a golpe de la más marcada informalidad, puso a pensar al público en su concepto individual de patria, y en las realidades políticosociales que afronta la Cuba de hoy.

CCPC juega constantemente con los elementos de la Cuba Colonial. Su director se propone presentar una segunda y tercera parte en las que recreará la seudorepública con la misma estructura, con otra banda sonora, cuerpo textual, y un nuevo reparto.

El sábado, trajo consigo Cruzando el puente, dirigida por el desaparecido Ignacio Gutiérrez, que no hizo justicia al texto de José (Pepe) Triana, en que se apoya. Como dijese el mismo Pepe, «el texto en sí, le dio una medida de la turbación y el desgajamiento que supone el exilio», lo considera una afirmación, un testimonio de soledad. El puente entre Bayamo y París jamás se vislumbra.

“En su origen, Cruzando el Puente fue un cuento largo que dada mi inexperiencia -nos dice Pepe- en el género, me decidí a adaptarlo a la estructura teatral, creyendo que con ello -natural impostura- podía disimular mis dudas y el cuerpo del delito. Hoy, después de recorrer el desierto y las tormentas de las vanidades, lo asumo en su integridad: estrictamente, revisado y corregido. El abuso repetitivo de las expresiones, y giros populares lo omito; se conservan en una cantidad adecuada. El lugar, es Bayamo, como aparece ahora”.

Una intención que el actor ahoga en un océano de inseguridad y vacío. Una puesta, que no hace honor, al escritor de “La noche de los asesinos, Premio Casa de Las Américas, 1965. Quizás, Luis Emilio Martínez, que encarna el actor Heriberto Fonseca, no supo defender un personaje tan fuerte. El texto fallaba por momentos, improvisaciones, equivocaciones, el pésimo movimiento en el escenario, delataron falta de ensayo y rigor.

Teatro D´Sur, bajo la dirección general y artística de Pedro Vera, nos presentó en el Vals de las solas, su último estreno, a una joven actriz que asiste a un casting, ante la mirada inquisidora y fría de un director déspota, y un camarógrafo que en absoluto silencio graba las escenas. Ella, interpretada por Massiel Abreu, logra mantener al público expectante y agradecido de ver y escuchar, atentos, los tres monólogos, con los que la aspirante hizo lo posible e imposible por estremecer al director que inconmovible la va rechazando una y otra vez, de que le conceda un lugar en el reparto de su obra. Fue un regalo asistir a la pequeña sala del Mejunje a encontrarnos un instante al otro lado, en el escenario, con Massiel y D´Sur.

The Royal Well, presentado en la fría noche de domingo, por la Compañía Teatral Mejunje, dirigida por la dramaturga y actriz Blanca Blanche, que se hizo acompañar por la excepcional María Luisa Bringas, quien siempre logra sorprender al público con su gracia, magia, talento, histrionismo y desenvoltura en el escenario.La obra es una comedia silente, utiliza la orquesta de cámara “Rubén Urribarres” en vivo, interpretando fragmentos de Mozart, Vivaldi, Bach, Strauss, y otros clásicos.

Una historia que por aparente, ingenua, sencilla, consigue envolver y hacer cómplice al público asistente, por el hechizo de las pequeñas cosas, que solo se logran recuperar de la memoria, si se vuelve a la inocencia de la niñez, y hacemos de los símbolos un secreto compartido, entre las actrices y los que del otro lado, observan y ponen en la balanza lo imaginario, a las dos niña-muñecas sacar de un pozo ilusorio y hechizado el bien o el mal, depende de la mano que logre extraerlo. Y es que en el mundo siempre hay un lugar, un sitio paralelo donde poder refugiarnos.

Un espectáculo gestual, para el disfrute de chicos y adultos. Donde dos niñas recrean las cuatros estaciones de su país recreado, imaginario, donde la música sustituye los diálogos, y los sentimientos. Una historia que gira alrededor de un pozo enigmático, que otorga, y quita, la felicidad, según obren los sedientos personajes que a él acuden en busca de la ansiedad agua, que como un tesoro milenario en él se oculta.

Llegar al mundo de los niños, esos seres que lo saben, lo comprenden todo. Regresar, subir a la altura de esa edad, en una tarde sorprendente, donde uno de ellos logra salir de su autismo, y escala sin miedos ni reservas hasta las tablas, donde dos payasos se debaten en la inocencia de sus vidas con una pelota de playa, ¿cómo comprender el lenguaje mudo?, que lo esencial está dentro, ¿cómo entrar como ese niño, al romance de los comediantes?, un payaso y una muñeca, ¿acaso bailarina? en Urí Urá, obra del grupo de teatro El Mirón Cubano, dirigida por Rocío Rodríguez Fernández. Puesta sorprendente y asombrosa. Donde un payaso y una muñeca (bailarina), se enamoran mientras juegan, y se pierden en el romance de su burbuja hacia el país de nunca jamás con todos los niños embobecidos en un lenguaje vedado a los adultos.

Flores de Papel, del grupo Icarón de Matanzas, contó con la dirección y actuación estelares, de Miriam Muñoz. Una obra que toca la sensibilidad del público, por la transparencia casi palpable de los actores. La soledad, el abandono y la unión de dos vidas torcidas, lo desgarrador del amor cuando no es correspondido, todo eso y más, nos dice la obra, o nos grita, no sé, lo cierto es que todos los que estábamos allí, aprendimos a hacer flores de papel.

Desde Granma llegó La Noria de Alas de Cuba, dirigida por Fernando Muñoz. Una obra que juega con la picardía del cubano, toca fibras sensibles, como la prostitución, la emigración, el daño irreparable que causó la guerra de Angola en los veteranos cubanos y sus familiares. Una obra de actuación impecable, que cuida la caracterización de los personajes al extremo.

Freddys Núñez Estenoz, director de Teatro del Viento, llegó este año, como repitió en varias ocasiones, haciendo revolución en las tablas. Los caballeros de la mesa redonda, su primera propuesta… obra que toca descarnada y brutalmente la paupérrima situación de la Isla, sus carencias, el abismo en que vive el pueblo cubano de a pie, el desparpajo e impunidad con que viven los líderes de la Revolución, los que ya envejecieron y los que se van posicionando de puestos claves, que encuentran la resistencia y oposición de los más jóvenes que no se resisten a seguir siendo esclavos.

Todo lo planteado en la obra, son verdades a voces, pero aun así, dejó un cierto sinsabor, y muy mala impresión en los asistentes, que año tras años esperan a este grupo y a su director para ver y aplaudir sus criticas del día a día, y disfrutar su atrevimiento al poner el dedo en la llaga, y de decir a gritos, lo que otros no hacen o no se atreven a hacer. Es una obra demasiado extensa y llega a agotar al público, deben limarse y pulirse partes del texto, y no abusar indiscriminadamente de las escenas sexuales y eróticas, y de algunos bocadillos soeces en los que se apoya para despertar el interés en una mínima parte de los asistentes.

Abdala, en cambio, su segunda obra, cerró con creces el Mejunje Teatral. Un Héroe del siglo XXI anónimo, un habanero más, alza su voz para romper con las cadenas que les ha impuesto su realidad, y las penurias que les asigna el tirano, como lo hizo el guerrero nubio de Martí. La obra juega con el texto original y ve en la juventud, el verdadero motor de lucha para el cambio. La Patria se nos muestra renovada, pues ya no es solo el “amor ridículo a la tierra…”, ahora, es guayabera y caña, y son, y apagón, y barrio y cuanta personalidad ha marcado un país. Y que las madres cubanas no vuelvan a llorar la perdida de sus hijos en otras guerras, como la de Angola. Es esta una obra contestataria, que nos pide rehacer el concepto de Revolución.

Freddys Núñez comentó: “Trabajo sobre la realidad de mi país y soy a veces demasiado osado en el discurso social. Y es que hago teatro para que el público lo vea, lo entienda, lo disfrute, y grite bravo al final”. El Mejunje Teatral, impresionó por el discurso abierto, sensible, que maneja lo mejor del teatro cubano actual. Ramón Silverio, nos mostró un teatro desnudo, franco. Una vez más, fue su Mejunje, punto de encuentro para “Todas las voces, y todas las tendencias”.

Para leer la revista ir a : https://files.acrobat.com/a/preview/59c8ad23-34eb-4770-9426-2a5b9b55561e

rapimaretrvp@gmail.com
Rafael VILCHES Proenza. Nació en el Cero de Las Mil Nueve, Vado del Yeso, provincia Granma, 1965 Licenciado en Artes Plásticas por la Universidad Pedagógica “José de la Luz y Caballero” de Holguín. Escritor independiente. Miembro fundador del Centro de Formación Literaria “Onelio Jorge Cardoso”. Ha publicado en España, Italia, New Zelanda, Alemania, Puerto Rico, México, Honduras, Brasil, Chile, Canadá, Argentina, Estados Unidos de América y Cuba. Premio Nacional de Poesía “Manuel Navarro Luna”, 2004 con El único hombre, Ediciones Orto, 2005, y en el 2010 con País de fondo, Ediciones Orto, 2011. Premio Nacional de Poesía, De la Ciudad de Holguín, 2005 con Trazado en el polvo, Ediciones Holguín, 2006. Premio Nacional de Poesía “La Enorme Hoguera”, 2006 con A ambos lados la sombra. Mención Nósside Caribe, Italia, 2005. Mención Premio Poesía UNEAC “Julián del Casal”, 2007 con Erial de Dios. Premio Nacional de Poesía “Centenario de Emilio Ballagas”, UNEAC, 2008 con Tiro de gracia, Ediciones Holguín, 2010. Premio Nacional de Poesía “Amor Varadero”, 2014 con Las noches. Tiene otros libros publicados como Ángeles Desamparados, novela, Ediciones Bayamo, 2001, y la Editorial El Barco Ebrio, España, 2012. Dura silueta, la Luna, poesía, Ediciones Bayamo, 2003. Lunaciones, poesía, Editorial independiente LetrAbierta, La Habana, 2012. Café Amargo, poesía, Editorial Library Editores y Neo Club Editores, Miami, Estados Unidos de América, 2014. Ha sido corrector y editor de varias revistas independientes. Es colaborador de Cubanet y Diario de Cuba, y columnista de “OtroLunes.com” Revista Hispanoamericana de Cultura. Actualmente reside en Santa Clara, provincia Villa Clara.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s