Por favor…devorame a mi. Por @cocofarinas

image

Por: Guillermo Fariñas Hernández.

Los portavoces más cínicos del régimen castrista actual han incrementado sus acciones propagandísticas y mediáticas para lograr el levantamiento del Embargo Económico, Financiero y Comercial de los Estados Unidos de América hacia el siempre insolvente gobierno castro-raulista. Estas actitudes fueron in crescendo, desde el fatídico anuncio del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre el presidente electo democráticamente Barack Obama y el presidente de facto Raúl Castro Ruz.

Estas peticiones de levantamiento al también denominado Bloqueo Económico, que a veces se convierten en exigencias y hasta en protestas por parte de los filo-castristas en varias partes del mundo, debido a que llevan implícitas una alta cuota de procacidad en estos trasnochados izquierdistas. Ellos están abogando por la implantación de una especie de Castrismo-Esclavista, para lograr la eternización en el poder político-ejecutivo de la dinastía de Fidel y Raúl Castro, junto a sus más allegados secuaces.

Muchos lectores deberían preguntarse una sola cuestión, en este debate que dura ya la nimiedad de 50 años, entre los partidarios de la abolición versus la manutención de esta medida respecto a los gobiernos estadounidenses involucrados, desde 1966 hasta la fecha, en la que tanto gobernantes Demócratas como Republicanos han ratificado y hasta recrudecido estas restricciones:

¿Qué ocurrirá con la economía cubana, si de pronto fuese levantado el Embargo o Bloqueo Económico?

En primer lugar; las empresas cubanas nacionalizadas por la Revolución, tendrían que ser devueltas a sus respectivos propietarios, donde una gran mayoría de estos son de origen étnico cubano-americano o si ya murieron, entonces sus herederos, sean hijos o nietos, ellos se posesionarían con métodos netamente capitalistas en sus antiguas propiedades. De lo contrario estos deberían ser indemnizados por el gobierno castrista, según lo estipulan los preceptos del Derecho Internacional.

Esto último es algo por ahora imposible, puesto que los gobernantes castristas no cuentan con el capital necesario para indemnizar a la economía cubana, pues basándonos en cifras del ya fallecido analista económico independiente al gobierno en el ejercicio del poder y exprisionero político del «Grupo de los 75» Oscar Espinosa Chepe. A la economía nacional, le deben entrar 35. 000 millones de dólares cada año, durante 15 años, para poder salir de la crisis que la agobia, algo imposible para los filo-castristas.

Tenemos en segundo lugar; que los grandes capitales estadounidenses inmediatamente se asentarán en la pequeña y paupérrima economía del Archipiélago, e implantarán sus cánones Neoliberales y de Economía de Mercado. Algo que en sus largos discursos, el hoy muy enfermo Fidel Castro, siempre criticó a la Economía Capitalista, por lo que la Revolución perdería su esencia y praxis anticapitalistas, que tantos partidarios de la Izquierda Política le ha proporcionado.

En tercer lugar tenemos; que las grandes corporaciones empresariales y financieras posesionadas en países de la Unión Europea, intentarán competir con sus homólogas de los Estados Unidos de América, para acaparar el mercado cubano. Estas empresas europeas, utilizan los principios de producción capitalistas para lograr eficiencia y productividad en el trabajo, lo que de por sí, ya va totalmente en contra del discurso oficial del antiguo castro-fidelismo, y del actual castro-raulismo.

En cuarto lugar; arribarán empresarios de los países emergentes poseedores de grandes economías, como son los casos de la República Popular China, la Federación Rusa, la República de la India, la República Federativa de Brasil y la República de Sudáfrica. Con la mayoría de los gobiernos de estos países los gobernantes castristas poseen coincidencias ideológicas, peros los inversores no escatimarán esfuerzos en aplicar e implantar el capitalismo al invertir en la Isla, sin miramientos ideológicos.

Y en quinto lugar; al acabarse los pretextos políticos de los dirigentes castristas debido a la desaparición del Embargo o Bloqueo Económico, y aunque los más ortodoxos dirigentes castristas pretendan frenarlos, tendrán que ser aceptadas las Libertades Económicas para los ciudadanos residentes en Cuba. Entonces; con la ayuda de sus familiares y amigos que vivan permanentemente en el extranjero, se desatará una pléyade de administradores al interior del país, quienes barrerán con los prejuicios anticapitalistas.

Todos aquellos dirigentes castristas que son poseedores de algo muy importante en los regímenes totalitarios o autoritarios, denominado Poder Decisor, aunque aseguran que ellos junto al pueblo caminan hacia el Socialismo, sea este del Siglo XX o del Siglo XXI, aspiran a mezclar las facetas de la sociedad nacional en Economía Capitalista con una Política Socialista. Por lo que están renunciando al Marxismo-Leninismo y transformarse en unos Revisionistas de Derecha, según Vladimir Ilich Lenin.

Lo anteriormente asegurado, se puede confirmar en las explicitas e inapropiadas expresiones del exMinistro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, Felipe Pérez Roque, cuando en medio de una Sesión Plenaria de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), tras el Representante de los Estados Unidos de América, en aquel foro informó, que a partir de aquel momento, dentro del Embargo dejarían de estar contempladas las medicinas y los alimentos.

Aquel acérrimo “castrista” lejos de agradecer el gesto humanitario a los enfermos y hambrientos de Cuba, por parte del gobierno de la mayor potencia económica, política y militar conocida en la historia de la civilización; en sus palabras y con gestos soeces expresó: «Mi gobierno no solo quiere, poder comprarle a los Estados Unidos medicamentos y alimentos, mi gobierno desea mucho más, mi gobierno quiere créditos blandos e inversiones directas en nuestra economía, mi gobierno desea dinero fresco de ustedes».

Aunque ahora; el Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, sea otro, que se nombra Bruno Rodríguez Parrilla, las intenciones del totalitarismo castrista respecto a lograr el levantamiento del Bloqueo o Embargo Económico, continúan siendo las mismas. Las de desconocer las libertades económicas de los ciudadanos y únicamente proporcionarles ganancias con la recapitalización futura de Cuba a la dinastía de los hermanos Castro y los más cercanos a la cúpula en el poder.

Para lograr lo anteriormente enunciado, la persona que maneja la economía del país desde hace mucho más de una década, es el yerno del actual Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Raúl Castro Ruz, quien no es otro que, el General de Brigada Luis Alberto Rodríguez López-Callejas, Gerente General del semisecreto holding de empresas militares del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR) Grupo de Administración Empresarial. Sociedad Anónima (GAESA).

Rodríguez López-Callejas es un convencido, eficiente y sofisticado empresario capitalista, con el carné del Partido Comunista de Cuba (PCC) en el bolsillo, para no discordar del ambiente izquierdista que lo rodea. Pero a la vez, él aspira a dejar instalados y perpetuados en el poder a los ya escogidos sucesores de los Padres Fundadores de la Revolución Cubana, entre los que por cierto están sus hijos y nietos, todos poseedores de la sangre azul de la Familia Castro.

Cuando los analistas de la realidad nacional observan a cualquier partidario del castrismo, estén estos dentro o fuera de la Isla, gritar a toda voz y desgarrándose sus gargantas: «Abajo el Bloqueo Económico a la Revolución Cubana», «Levanten el Embargo Económico a Cuba», «El Bloqueo tiene que caer», «Presidente Obama; por favor use todas sus facultades prerrogativas para minimizar el Embargo Económico a Cuba» o «El Embargo es un genocidio al pueblo cubano».

Son muchos los observadores del contexto cubano, a los cuales les da la impresión, a veces inverosímil, de que están siendo testigos de una escena increíble e imposible, con unos actores que se conducen a despecho de la lógica y lo que se espera hagan, unos adversarios u enemigos retados a muerte en su disputa.

Es un acontecimiento donde los instintos animales traicionan, es como si se viera un ciervo parado en medio del bosque, y este se negase a huir y le gritase a un lobo: «Por favor… devórame a mí».

Tomado de guillermofarinasblog

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s