Las puertas abiertas del cuerpo de Manuel Navea

navea

por: Rafael Vilches Proenza.

Reparto Escambray, Santa Clara, Villa Clara, 10 de junio del 2015, (PN). Historias que desandan lo cotidiano para testificar la miseria.  Al narrarlas el escritor entretiene y nos amordaza como testimoniantes. En ellas nos descubrimos, y nos avergonzamos de nuestros secretos. Nada en este libro es impostado, aquí está el país vivido, sufrido como mito-realidad, respira para sobrevivir sin que la queja nos ahogue.

Relatos donde se explora en los conflictos humanos más profundos: la infidelidad, la ética enfrentada a las carencias cotidianas, la muerte de seres queridos, donde impresiona la maestría y la fluidez narrativa en el manejo, y la exquisitez del dominio del idioma. Atmósferas bien logradas e imaginación.

Un conjunto de situaciones dramáticas donde se cala en los disímiles conflictos que enfrenta el ser humano contemporáneo. Representa un notable esfuerzo de experimentación con el habla y la ironía. Argumentos contundentes, el uso del humor inteligente, y un juego constante con la autoconciencia del narrador.

Libro magnífico, con acertado equilibrio entre historias, argumentos, lenguaje, exactitud de recursos estilísticos (punto de vista, escena, resumen). Uso funcional del diálogo. Sentido del humor. Elevado nivel de realidad. Malicia e imaginación desbordante. Cala en un ámbito entre lo visible e intangible, presenta zonas inadvertidas o no adecuadamente entendidas de nuestra vida, principalmente aquellas donde los anhelos chocan contra eventualidades que los malogran.

Manuel Navea Fernández es capaz de crear ávidas expectativas entre cada una de las historias contadas. Con maneras muy cubanas, realistas, logra insertar con la misma equivalencia lo fantástico, lo popular, como un hecho más de lo cotidiano. Tiene voz propia, familiar, de un cuentista ya consumado.

Logra  magistralmente lo que debe proponerse en el amplio sentido de la palabra un contador de historias: Entretener. Se nos presenta con una prosa ceñida, eficaz, y experimentaciones formales. Cuentos donde se abarca un espectro amplísimo de temas, escrito con un dominio perfecto del oficio.

La extensión de cada historia, los puntos de vista del narrador. La solidez con que se imbrican argumentos y formas, da como resultado una obra madura e impecablemente impactante.

«Las puertas abiertas del cuerpo», libro de cuento de Manuel Navea Fernández, publicado por Ediciones Matanzas, el pasado 2014.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s