Hitler, pionero luchador del antitabaco (I)

cigarrosPor: José Luis León Pérez.
El Gigante, 5 de marzo de 2015, (PN). «No devoras los cigarrillos, ellos te devoran a ti». Podría tratarse del eslogan de una campaña antitabaco, de ese mensaje que decora las cajetillas para advertir de que fumar daña gravemente tu salud y la de quienes te rodean. La voz de tu conciencia. Esa que te sugiere ser cauteloso, tener en cuenta el posible y fatal desenlace de una vida ligada al cigarrillo.
Podría serlo, pero no lo es. De hecho, ni te imaginas quiénes fueron los autores de eslóganes como este.
Nada más y nada menos que Hitler y los nazis fueron los responsables de iniciar la lucha contra los peligrosos cigarrillos. Lo cierto es que su intención era impulsar, de una forma más creativa, la limpieza étnica del régimen.
Otros países europeos a principios del siglo XX habían intentado ya luchar por esta causa, pero sin frutos. Alemania fue el primero en alcanzar el éxito, de la mano de sus científicos. Nadie más indicado para vincular el tabaco, por primera vez en la historia, con la desgracia de padecer enfermedades respiratorias o incluso cáncer de pulmón.
Schairer y Schoninger son los nombres de los científicos que publicaron las primeras investigaciones al respecto. Estudios que aumentaron la fiebre de los políticos alemanes que, liderados por Hitler, iniciaron su particular lucha en pos, decían, de la «salud pública».
Hitler, un hombre que llegó a fumar entre 20 y 30 cigarrillos al día durante su juventud. Un hombre que, tras su llegada al poder, trató de convencerse a sí mismo, y de convencer al resto de ciudadanos, de que sus cuerpos no pertenecían a cada individuo, sino a la nación. De que fumar llevaba a la decadencia y al derroche de dinero.
Pero la salud pública no era, ni mucho menos, el objetivo real del Führer y sus seguidores. El régimen alemán perseguía de forma insistente el objetivo para el que había nacido: imponer la raza aria que tantas vidas se había llevado por el camino.
Antitabaco
El discurso de Hitler y sus seguidores era antisemita, pero efectivo. Su estrategia triunfó en la Alemania de aquellos días teñidos de guerra y odio. Culpar a judíos, intelectuales, gitanos, negros y discapacitados de la generalización del consumo de tabaco hacía posible la lucha contra esta droga blanda.
Todo eran ventajas. Hitler llegó incluso a asegurar que el nazismo jamás se hubiera impuesto en Alemania si el país no hubiera dejado de fumar.
“El Führer está en contra del tabaco”
El camino para hacer llegar al pueblo su idea, fue similar al que lo llevó a la gloria: la propaganda. «Hermano nacionalsocialista, ¿sabe usted que nuestro Führer está en contra del tabaco y piensa que cada alemán es responsable de sus acciones y del futuro de todo el pueblo, y no tiene derecho a dañar su cuerpo con drogas?», rezaban uno de los discursos.
Esa propaganda pronto se vio acompañada de medidas restrictivas para controlar, asfixiar y censurar la vida pública. Algo que, de hecho, había caracterizado al régimen nazi desde sus inicios. Nadie pudo escapar a las medidas. Fueron generalizadas y extremas.
La mejor manera de ejercer un control férreo sobre la población era dominar el espacio femenino y, sobre todo, la natalidad. Durante los trágicos años del auge del fascismo, numerosas mujeres alemanas fueron obligadas a concebir hasta cuatro hijos que, en muchos casos, eran robados de sus madres a los pocos meses de nacer para ser repartidos entre familias arias y “puras”.
Para conseguir su lastimero objetivo, los nazis alemanes lanzaron su campaña propagandística sobre las madres del momento, y las futuras. Se les exigía que no bebiera alcohol ni fumaran durante el embarazo y los meses de lactancia.
¿A cambio? «Bebe zumo de frutas», ofrecían los anuncios.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s