Cuba de la Dictadura a la Democracia (III).

gaviota

Por: Rolando Ferrer Espinosa.
Camino a Vegas Nuevas, Santa Clara, Villa Clara, 6 de marzo de 2015, (PN). Ha quedado demostrado por la historia de la humanidad, que por lo general, la causa principal de la existencia de las Dictaduras, está dada por la distribución interna del poder. Nos referimos al poder económico por un lado y a los poderes del Estado por el otro, lo cual conforman el poder gubernamental que controla a la sociedad.
Cuba no ha quedado exenta. La Dictadura Castrista es dueña de la economía cubana. Las principales empresas, dígase las que operan con divisas libremente convertibles, pertenecen a las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) del hoy presidente, general de ejército “Raúl Castro Ruz” y el personal de dirección en las mismas, está compuesto por sus generales.
Apoderarse de la economía sustenta la base del poder. El dictador ha llevado la cadena de mando militar a la economía, la política y la sociedad. Las FAR tienen bajo la bota, las transportaciones civiles y militares. Dentro de las “civiles”, a todas las vinculadas con el turismo internacional que generan moneda dura, ya sean terrestres, aéreas o marítimas.
Toda la cadena de transportación de los turistas a la Isla, está garantizada por los militares, encubiertos en empresas civiles. La Corporación Gaviota SA. es una enorme compañía, que no deja escapar ni un centavo. Para ello, aseguran todos los traslados desde la misma salida del turista hacia el destino Cuba, luego en su itinerario por el país, así como el regreso a sus países.
Además de no dejar nada para nadie, en el tema dinero, se aseguran del control de inteligencia de los turistas en sus visitas. El diseño de las transportaciones tiene concebido el uso de un personal “seguro”, pasado por los filtros de la Contra Inteligencia Militar (CIM), así como que son colaboradores en sus distintas categorías, que cumplen también misiones de contra inteligencia.
Similar situación presentan las Cadenas de Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD). Que directa o indirectamente tributan sus operaciones bancarias dentro del sistema previsto por las FAR. Aquí también rige el principio de la idoneidad, establecido por los filtros de la CIM, en cuanto al personal que labora en sus entidades.
La expansión e inversión en las redes hoteleras, sea donde sea del territorio nacional, se incluye en el control antes mencionado. Incluso, y principalmente, las contrataciones con la participación de capital foráneo. Asimismo sucede con el mecanismo de aseguramientos (Puerto, Transporte, Economía Interna), donde se da gran valor a los almacenes, con un férreo control de la CIM.
Se pretende que en el país no se mueva un dedo, en los procesos económicos, sin el control de las FAR. Se activan a los viejos oficiales jubilados, en estas funciones. Los cuerpos “civiles” de Inspectores Populares, se han nutrido de estas fuerzas para controlar, incluso, a los propietarios privados de pequeños negocios.
Por el otro lado, los Poderes del Estado, de control y coacción, están en función de la supremacía dictatorial. Como todo responde al Partido Único, el Partido Comunista de Cuba (PCC), del cual está estipulado sea el Primer Secretario, el propio Presidente de la República, que además debe ser el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, todo queda en las manos de una sola persona, el presidente totalitario.
Al responder, todos, al PCC, quedan subordinados al Partido Único, la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), los Tribunales y la Fiscalía. Así se derogan, la autonomía del Poder Legislativo que debía corresponder a la ANPP y el Poder Judicial de los Tribunales. Entonces nuestro presidente, que nadie eligió, tiene los tres poderes del Estado en sus manos.
Ante esta distribución interna del Poder en la Isla, las riquezas y el poder estatal están en las manos del dictador y sus acólitos. La población y por ende la sociedad, están en desventajas circunstanciales para causarles problemas a la dictadura. Aunque las acciones internacionales pueden ayudar, la continuación de la dictadura depende primordialmente de los cubanos.

Anuncios

Un pensamiento en “Cuba de la Dictadura a la Democracia (III).

  1. Un saludo para todos mis compañeros de lucha anticastrista. nunca olvidaré los caminos que transitamos juntos, las celdas que compartimos, “los muelles”, pero cada día mas se resiente el poder de los “ayatolas del mal caribeños”. Solo queda expulsarlos del poder pues la batalla ideológica hace tiempo que la perdieron. Aunque lejos en distancia sigo a sulado y cuenten conmigo para lo que pueda ayudarlos. Abrazos para todos. Rafael

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s