Reabrieron el Salón de la Fama del Béisbol Cubano.

f_beisbol-cubano

Por: Jorge Luis Artiles Montiel “Bebo”.
Capiro, Santa Clara, Villa Clara, 8 de febrero de 2015 (PN). Al fin, después de 54 años de reclamo y pedidos, se oyó la voz populi. Pues el régimen cubano, las autoridades deportivas y del béisbol, reabrieron el Salón de la Fama del Béisbol Cubano. El pasado 7 de noviembre del 2014, pasó a la historia el tan aclamado Salón de los Inmortales, y el 8 de noviembre, dieron a conocer a otros 10 jugadores exaltados, cinco jugaron entre 1864 y 1961 y cinco perteneciente a la Pelota Cubana “Revolucionaria”.
Se esperó 54 años para volver a tener el Salón de los Inmortales del Béisbol Cubano de Todos los Tiempos. No era fácil que no se conocieran las hazañas de Conrado Marrero “El Guajiro de Laberinto”, Martín Dihigo Llanos “El Maestro” o “El Inmortal”, José de la Caridad Méndez “El Diamante Negro”, Alejandro Oms Cosme “El Caballero Oms” y todos que pasaron a la eternidad.
Cuba, era la única que no poseía un sitio para recordar a las Estrellas de la Pelota en todos los tiempos. Me hubiera gustado que el Salón fuera en el Estadio Palmar de Junco, de Matanzas, lugar que el 28 de diciembre de 1874, se realizó el primer juego de béisbol organizado en la Isla, con vox score. Pues la mayoría de los salones no están en las capitales.
En la Isla del Engaño, el béisbol es parte de la idiosincrasia, es el mayor acontecimiento sociocultural-político, es la mayor pasión que se vive y es toda polémica. Es una lástima que la Pelota Cubana “Revolucionaria” haya ido en involución, por culpa de quienes dirigen y dirigieron el pasatiempo nacional.
Cuba era el único país del mundo que tenía inhabilitado el Salón de los Inmortales del Béisbol a pesar que fue el iniciador, incluso, primero que el de las Grandes Ligas en Cooperstown. Pues se instauró el 12 de junio de 1939, aunque desde el 20 de enero 1936 estaba en función en el Estadio La Tropical. Su tarja estaba en un Club home en el estadio Latinoamericano abandonado.
Los 10 primeros peloteros que pasaron al Salón de los Inmortales, en 1939 fueron: Luis Bustamante, José de la Caridad Méndez “El Diamante Negro”, Gervasio González, Cristóbal Torriente, Antonio María García, Carlos Royer, Armando Marsans, Rafael Almeida, Valentín González y Adolfo Luján.
Después, en 1940, Alfredo Arcaño y José Muñoz; 1941 Regino García y Emilio Sabourín; 1942 Agustín Molina y Alfredo “El Pájaro” Cabrera. En el 1943 Heliodoro Hidalgo, Julián Castillo y Luis Padrón; 1944 Carlos Macías y Alejandro Oms Cosme “El Caballero Oms”; 1945 Carlos Morán, Bernardo Baró, Valentín Dreke, Román Calzadilla y José Manuel Pastoriza
Aumentó, en 1946, Wenceslao Gálvez, Ricardo Cabaleiro, Arturo Valdés, Rogelio Valdés y Francisco Poyo; 1948 Juan Antiga, Antonio Mesa, Rafael Hernández, Nemesio Guilló, Jacinto Calvo y Tomás Romañach; 1949 Julio López, Gonzalo Sánchez, Pelayo Chacón, Manuel Villa y Eduardo Machado.
Continúo, en 1950, Ricardo Martínez, Eugenio Jiménez, Manuel Cueto, Rafael Figarola y Eustaquio Gutiérrez; 1951 José Manuel Teuma, Alfredo Arango, Martín Dihígo Llanos “El Inmortal”, el Mejor Pelotero Cubano de Todos los Tiempos, se encuentra en los salones de Cuba, México, Venezuela y Cooperstown, Bienvenido Jiménez y José Rodríguez.
En el 1953 Carlos Zaldo, Juan Violá y Moisés Quintero; 1954 Emilio Palmero y Pablo Ronquillo; 1955 Baldomero Acosta; 1956 Miguel Ángel González; 1957 Emilio Palomino e Isidro Fabré; 1958 Adolfo Luque (Papa Montero); 1959 José Acosta y Lázaro Salazar “El Príncipe de Belén” quien está en el Salón de la Fama de México y Venezuela como jugador y manager.
Llegó, 1960, Ramón Bragaña y Armando Cabañas; 1961 la última inclusión en el Hall de la Fama de Cuba fueron Tomás de la Cruz y Oscar Rodríguez. En este año el dictador Fidel Castro prohibió la Pelota Profesional por la Pelota “Revolucionaria”. Con esto abolió también el Salón de la Fama de la Pelota Cubana.
Los 10 últimos exaltados se dieron a conocer el pasado 28 de diciembre, el día del Juego de las Estrellas de la 54 Serie Nacional de Béisbol Cubano. Los que jugaron entre 1864 y 1961: Esteban Bellán, Camilo Pascual, Orestes “Minnie” Miñoso, Armando Maestri, uno de los mejores árbitros del Béisbol Cubano y Conrado Marrero “El Guajiro de Laberinto” o “El Premier”.
En la era de los Castro: Omar Linares “El Niño Prodigio”, Luis Giraldo Casanova “El Señor Pelotero”, Orestes Kindelán “El Tambor Mayor”, Braudilio Vinent “El Meteoro de la Maya” y Antonio Muñoz “El Gigante del Escambray”.
Entonces cuándo van a exaltar a aquellos olvidados por el régimen totalitario, que brillaron en la Liga Profesional Cubana, las Grandes Ligas, en las Ligas Negras y en las Ligas Menores. Están olvidados o lo quieren olvidar, por un sólo hecho, no regresar a Cuba cuando el mal llamado triunfo de la revolución cubana.
bebodeportes@yahoo.com
Twitter: @bebodeportes.
Móvil: 53805656.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s