Efectos de la doble moneda en Cuba.

14142b71-8286-4105-ac49-cc68e3f287b8

Por: José Luis león Pérez
El Gigante, Santa Clara, Villa Clara, 8 de febrero de 2015, (PN). Habitualmente, los análisis que se hacen de la dualidad monetaria tienden a sobredimensionar los efectos negativos que esta ha tenido para la población. En consecuencia, se sobredimensionan los beneficios de su eliminación.
Se tienden a asociar las desigualdades en los ingresos con la dualidad monetaria. Sin embargo, los problemas en la distribución de los ingresos no parecen ser un fenómeno monetario.
El comienzo de la dualidad monetaria en 1993 coincide con los peores momentos de la crisis económica conocida como “período especial”. Tal escenario ocasionó innumerables costos en toda la economía, incluida una caída del PIB de 35%.
En la población, los efectos de la crisis se manifestaron en un empeoramiento del nivel de vida. La oferta de bienes y servicios del Estado a la población subsidiados o gratuitos se vio perjudicada. Se produjo una disminución significativa del valor real de los salarios y las pensiones.
Para enfrentar la crisis se tomaron un grupo de medidas, tales como la extensión del trabajo por cuenta propia, reformas en la agricultura, desarrollo del turismo, mayor entrada de inversión extranjera, facilidades para la entrada de remesas del exterior, entre muchas otras. Dentro del segmento estatal aparecieron los “estímulos” en el sector emergente de la economía.
De esta manera, las familias que han podido acceder a estos ingresos adicionales al salario y las pensiones, han logrado sobrellevar mejor la crisis. Se ha visto menos afectado el nivel de vida de las familias que reciben ingresos del trabajo por cuenta propia, de “estímulos” recibidos en trabajos, de las remesas, de contratos en el exterior, y también de actividades informales.
Se crea entonces una diferencia entre las familias que sólo tienen como ingreso el salario del sector estatal y las pensiones, y las que pueden acceder a otras fuentes de ingresos dentro y fuera del país. Debido a que la economía estaba parcialmente dolarizada muchos de estos ingresos adicionales se recibían y se gastaban en dólares, aunque no todos de los ejemplos que se enumeraron, se observa que hay algunos que se reciben y se gastan en pesos cubanos CUP.
Aunque la mayoría de estos ingresos adicionales se manejaban en dólares, muchas veces se tendía a pensar que era la dolarización la causa de estas diferencias. Sin embargo, la contradicción radica en la procedencia de los ingresos, independientemente de la moneda en que se expresen.
De hecho, después de haber sustituido en los últimos años el dólar por el peso convertible, las desigualdades se mantienen. Lo mismo probablemente sucederá cuando se decida eliminar la dualidad monetaria.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s