Los Enemigos de Libertad Acechan. El terrorismo, y poner al Estado por encima del individuo

Ramón 

Por: Ramón  Jiménez Arencibia.

El Condado, Santa Clara, Villa Clara, 26 de enero del 2015 (PN). Las noticias que se reciben día a día, a través de los medios masivos de comunicación, llenan de honda preocupación e  incertidumbre a todas las  personas sensatas de los diferentes continentes. El incremento de las actividades terroristas en distintas regiones del planeta, ha sembrado el luto y el dolor en la población de los países afectados.

Estos métodos criminales de lucha puestos en práctica por extremistas islámicos, causaron  recientemente numerosas víctimas en Francia, con el ataque  al edificio de la  publicación Charlie Hebdo. También el gobierno de Nigeria pidió ayuda a la comunidad internacional para hacerle frente al grupo terrorista Boko Haram, autores de numerosos crímenes.

Se extienden los atentados y la explosión de artefactos por elementos suicidas, y ante el avance de estas fuerzas retrogradas e inhumanas se produce el éxodo masivo de miles de personas hacia otros países fronterizos. La ONU se ha pronunciado a través de su Secretario General, el cual llama a combatir este flagelo de la humanidad.

Avanza el Estado Islámico (EI) y ocupa extensos territorios en Irak y Siria, miles son las víctimas ocasionadas por este conflicto, de los que pretenden establecer un régimen Califato, de espaldas al progreso y a las realidades históricas del mundo de hoy. Las fuerzas amantes de la libertad se movilizan, para enfrentar una vez más este enorme peligro.

Estados Unidos de América (E.U.A), encabeza la coalición de varias naciones, que hoy realizan determinadas  acciones para frenar el terrorismo islámico. Los  bombardeos por parte de la fuerza aérea de estos aliados, han logrado contener y en ocasiones expulsar de los territorios ocupados en Siria e Irak, a esta banda de asesinos y fanáticos del EI.

Pero las cosas no marchan bien. Algunos gobiernos sobre todo de izquierda  en la América Latina, fingen desconocer los peligros reales que encierra el avance de estas fuerzas obscuras enemigas del progreso. Sólo por el momento parece que lo que más les preocupan es la baja de los precios del petróleo en el mercado mundial.

Ejemplo de ello lo tenemos en el recorrido que hizo por Asia, Europa y el Medio Oriente el mandatario venezolano Nicolás Maduro. Solo habló de las medidas que los países exportadores de petróleo deben aplicar para evitar que los precios de este carburante sigan en picada.

No hay un solo pronunciamiento de estos gobiernos, con algunas excepciones, donde condenen los actos de terrorismo desencadenados en varias regiones del planeta. Tal parece que no quieren enemistarse con los que se han declarado enemigos jurados de la civilización y cultura occidental.

Del brazo siempre han marchado juntos el totalitarismo, el nazismo, los fascistas y los enemigos de la libertad del ser humano. Ellos estimulan a las fuerzas que se oponen a la propiedad privada,  al  Estado de Derecho y a la Economía de Mercado. Por lo tanto abonan el camino de los que reniegan el progreso.

Inobjetable que estos terroristas del Estado Islámico, al igual que sus aliados de los Boko Haram de Nigeria, Al Qaeda, Septiembre Negro, Hermandad Musulmana, Hisbolat, (Partido de Dios), están unidos por un programa común. Estas son las mismas proyecciones que en el mundo levantan los comunistas, los socialistas y la izquierda en general.

Colocar al Estado por encima del individuo, esclavizarlo en forma incondicional, oponerse a la democracia representativa, a la Libre Empresa, es parte del programa que une a estos exponentes del odio y la traición. Desprecian la libertad económica y critican acerbamente a los países en que se existe el pluralismo político.

Todos se unen para lanzar los peores ataques contra los países que forman parte de la cultura occidental, y lamentablemente, en eso coinciden la izquierda latinoamericana y los peores terroristas que siembran el luto y el dolor en los pueblos de los diferentes continentes. El desprecio a la libertad económica del hombre es su sello distintivo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s