Isabela de Sagua, una comunidad y un puerto olvidados en el Centro de Cuba

Oscar Luis

Por: Oscar Luis Milian Reinoso.

Cifuentes, Villa Clara, 26 de enero de 2015, (PN). Los hijos de nuestros hijos no conocen la historia, porque el gobierno por alguna razón se ha negado a contarla. Sin embargo, hay muchas cosas en la historia de este país, en que la población ha sido apartada de su entorno, por los que tienen en sus manos la fuerza y la han usado para borrarla.

Entonces es así como la memoria colectiva ha desaparecido de la mente de todos los cubanos, o sea que no queda casi nadie para contarla. Estos des-gobernantes han buscado la forma de eliminar el último rastro del pasado, han multiplicado el rencor. Ellos utilizan a los familiares de los opositores pacíficos para controlarlos.

Isabela

El puerto de la Isabela de Sagua, es un ejemplo de exterminio histórico. Ocupó una importante posición económica en la región central, por su posición geográfica. Según los mandantes ha tenido varios nombres, Puerto de Sagua, Puerto General Peraza y otros, y en la mente de los isabelinos esto no se recuerda.

Este tenía buenos muelles, una amplia bahía, un inmenso número de cayos e islotes, abundante pesca, magníficas playas de blancas arenas naturales, un clima para recrear la más exigente de las almas y una gente amable y servicial más allá de toda comparación. En la Isabela siempre se pudo traer el pan a la mesa, aún en los peores tiempos. Ahora no.

Durante los tiempos de la colonización española, el tráfico de navíos veleros era uno de los más nutridos de la isla. El puerto de la Isabela siempre se vio adornado de blancos veleros y barcos mercantes, cuyas popas decoraban el puerto con las banderas de los más lejanos rincones del planeta.

Las lluvias que humedecían nuestros campos de cultivos en el centro de la Isla, enriquecían las cosechas, por el fluían el Río Sagua, o rio del Undoso, que llenaba las lagunas y la costa norte. Al Este y al Oeste, las grandes bandadas de aves migratorias daba una impresionante belleza al entorno natural.

Estas nos visitaban desde todas las partes del planeta donde quiera que la Madre Naturaleza aún permitiera a las especies convivir con la civilización. Y esto, a su vez, atraía el turismo tanto terrestre como marítimo. Cientos de yates de sitios lejanos eran punto fijo de visita a La Isabela, cada temporada de caza y pesca, las que por cierto, abundaban.

El rio Sagua la Grande proporciona abundante caudal hacia el mar,  pero no se puede utilizar para los hogares porque está contaminado. El actual gobierno no asegura el uso de sus aguas, a pesar de la imperiosa necesidad que tienen los pobladores.

Como en un contrasentido tan irreal como la ciencia ficción, mientras que esa abundancia de agua no producía un beneficioso a la hora beber, al mismo tiempo producía un rico atractivo al turismo que se beneficiaba de los tesoros de la caza y la pesca y, a su vez, ese turismo marítimo enriquecía los bolsillos de los pobladores de la bella costa isabelino sagüera.

Actualmente ya no puedan disfrutar de la pesca, del paisaje, de la casa de aves y sus hermosas variedades, así como de las playas. Hoy día, ni los pocos isabelinos recién nacidos que quedan allí, ni los que han sido desterrados a otros puntos de la isla, ni los que nacen en el extranjero o han nacido durante el último medio siglo, podrán conocer esta historia

Salvo un pequeño número de esforzados hijos de Sagua, La Isabela y sus circunvecinos, poseen, o siquiera ha oído, suficientes conocimientos o recuerdos propios de las mil bellezas, historias, leyendas y anécdotas que enriquecen nuestro folklore sagüero isabelino. Y es una pena, que tengamos tanta riqueza histórica, literalmente dicho, anecdótica, y que no la podamos compartir con nuestros descendientes para su disfrute y memoria.

Al mirar hacia el ayer se puede predecir lo que viene. Vemos claramente en del pasado los días malos y los recuerdos hermosos de la naturaleza de nuestro terruño,  dado a los hijos de esa maravillosa playa.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s