Denuncia de Guillermo Fariñas por Torturas

A LA FISCALÍA MILITAR DE VILLA CLARA
Yo, Guillermo Fariñas Hernández, ciudadano cubano, con identidad permanente número 62010306200 y dirección habitual en calle Alemán # 615 entre Misionero y Hospital, reparto La Chirusa, Municipio, Santa Clara, Provincia, Villa Clara, República de Cuba, comparezco y como es procedente en Derecho digo:
Que vengo por medio del presente escrito, amparado en el ejercicio de queja y petición, reconocido en el artículo 63 de la Constitución de la República, y de su artículo 26 que reconoce que “toda persona que sufriere daño o perjuicio causado indebidamente por funcionarios o agentes del Estado con motivo del ejercicio de las funciones propias de su cargo, tiene derecho a reclamar y a obtener la correspondiente reparación o indemnización en la forma que establece la ley, así como el Articulo 10 donde se regula que todos los órganos del estado, sus dirigentes, funcionarios y empleados, actúan dentro de los límites de sus respectivas competencias y tienen la obligación de observar estrictamente la legalidad socialista y velar por su respeto en la vida de toda la sociedad”, y a esos efectos consigno lo siguiente: ——————————————————————-
PRIMERO: Que a partir del lunes día 13 de enero de 2014, y sucesivamente todos los lunes hasta la fecha, efectivos de la Brigada Especial, BE, del Ministerio del Interior, MININT, cumpliendo órdenes del nombrado Departamento de Enfrentamiento a la Actividad Subversiva Enemiga, ASE, perteneciente a la Seguridad del Estado, DSE, del MININT-Villa Clara, han reprimido por medio de la violencia física a los pacíficos opositores del Foro Antitotalitario Unido ¨Juan Wilfredo Soto García¨, FANTU, organización no-gubernamental a la que el gobierno de Cuba, no ha querido dar estatus legal, y de la cual soy el Coordinador General. La represalia la realizan los uniformados, para que los activistas y miembros de la mencionada organización opositora no-violenta no puedan asistir a las reuniones ordinarias que se celebran, puertas adentro, todos los lunes.
SEGUNDO: Que los mencionados oficiales del DSE, hacen presencia en golpizas y torturas que los militares hacen a los opositores no-violentos, siendo su función la de ordenar y monitorear estas ejecuciones ilegales, y también en algunas ocasiones esos oficiales personalmente han golpeado y amenazado de muerte a los civiles.
TERCERO: Que para obstaculizar las reuniones estos oficiales del DSE utilizan a las llamadas Brigadas de Respuesta Rápida, BRR, conformadas por civiles al servicio del Partido Comunista de Cuba, PCC, y militares vestidos de civil, los cuales vienen a efectuar actos de repudio a los opositores pacíficos, pero en algunas ocasiones los mismos oficiales los mandan a propinar golpes selectivos a sus adversarios políticos.
CUARTO: Que la mencionada violencia física es ejercida a través de golpizas y (ó) torturas. Estas, generalmente las ejecutan durante acciones de arrestos ilegales en que se aplica innecesariamente la fuerza extrema ante personas que no ofrecen resistencia alguna. Al ser arrestados, los opositores no-violentos son algunas veces conducidos a la Unidad Provincial de Investigaciones Criminales y Operaciones, UPICO, del MININT. En esta unidad los oficiales de la BE y del DSE introducen, a los arbitrariamente arrestados, en un cuarto de interrogatorio que ellos llaman ¨El cuarto de los trucos¨, el cual no tiene mobiliario, y tiene el único uso de cámara de torturas. Donde varios uniformados, simultáneamente, golpean y faltan a la moral de los arrestados, al mismo tiempo los amenazan con más torturas si reintentan acudir a las reuniones del FANTU los lunes. En algunas ocasiones los móviles que trasladan a los detenidos son desviados a lugares apartados de la ciudad y son torturados en ese lugar, haciendo uso del mismo procedimiento intimidatorio. Que a estas ya relatadas torturas se suman otras como: Que algunas veces el transporte cerrado que traslada a los arrestados es detenido expuesto al sol por varias horas, sin ventilación y esto conlleva a que los opositores no-violentos sufran de calor intenso y deshidratación. En otras ocasiones los detenidos ilegalmente son ubicados en cuartos de interrogatorios con climatización de bajas temperaturas, esto conlleva a tortura por hipotermia que hasta me ha hecho orinar los pantalones, con la agravante que todo sucede con la fiscalización del DSE. Casi siempre estos actos de tortura son propinados mientras los detenidos están con las esposas puestas a las espaldas. Además los secuestradores abandonan en carreteras lejanas de la ciudad a los opositores no-violentos, los que tienen que regresar caminando hasta sus domicilios, reforzando la ya recibida tortura.
QUINTO: Que los arrestos narrados anteriormente constituyen una violación de lo preceptuado en el artículo 9 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, firmada por el Estado Cubano en 1948 y cito “Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, ni preso, ni desterrado”. Al respecto la Constitución de la República de Cuba establece en su artículo 58 que “La libertad e inviolabilidad de su persona están garantizadas a todos los que residen en el territorio nacional. Nadie puede ser detenido sino en los casos, en la forma y con las garantías que prescriben las leyes. El detenido o preso es inviolable en su integridad personal”, igual garantía establece la Ley No. 5, Ley de Procedimiento Penal, única disposición legal que en el sistema jurídico cubano regula formas y el procedimiento para detener a una persona, en su artículo 241 y cito: “Nadie puede ser detenido sino en los casos y con las formalidades que las leyes prescriben”, y en su artículo 243 establece que “La autoridad o agente de la policía tiene la obligación de detener, a cualquier persona contra la que exista orden de detención”, aunque en ningún artículo o disposición de la referida ley se establece, qué autoridad está facultada para emitir la referida “Orden de detención”, que no fue emitida en estos casos. Por otra parte la propia Ley de Procedimiento Penal vigente en el ordenamiento jurídico cubano, viola en su artículo 244, lo preceptuado en el artículo 9 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el apartado primero, del artículo 9 del Pacto de los Derechos Civiles y políticos, toda vez que establece que se extienda acta de detención, después de haberse efectuado la detención de una persona que en el caso expuesto no se emitió.
SEXTO: Que según el artículo 8 apartado 1, y cito: “se considera delito toda acción u omisión socialmente peligrosa, prohibida por la ley bajo conminación de una sanción penal”, los opositores no-violentos son detenidos en la vía pública al dirigirse a la mencionada reunión puertas adentro de una vivienda particular, hecho que no constituye una infracción de la ley penal; violentando los agentes actuantes, lo establecido en el Artículo 11 apartado segundo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y el Artículo 59 de la Constitución de la República de Cuba que establece que “Nadie puede ser encausado ni condenado sino por tribunal competente en virtud de leyes anteriores al delito y con las formalidades y garantías que éstas establecen”
SEPTIMO: Que para asegurar la adecuada protección de todas las personas contra la tortura o tratos crueles, inhumanos o degradantes, durante muchos años las Naciones Unidas han procurado elaborar normas universalmente aplicables. Los convenios, declaraciones y resoluciones adoptados por los Estados Miembros de las Naciones Unidas afirman claramente que no puede haber excepciones a la prohibición de la tortura y establecen distintas obligaciones para garantizar la protección contra tales abusos. Entre los más importantes de esos instrumentos figuran la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, las Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos, la Declaración de las Naciones Unidas sobre la Protección de Todas las Personas contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (Declaración sobre la Protección contra la Tortura), el Código de Conducta para Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la ley, la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos y Degradantes (Convención contra la Tortura), y los Principios básicos para el tratamiento de los reclusos. En consecuencia el Estado cubano tiene la obligación legal de prevenir y asegurar la protección contra la tortura, principalmente tomar medidas legislativas, administrativas, judiciales o de otra índole eficaces para impedir los actos de tortura. Debe penalizar los actos de tortura, incluida la complicidad o la participación en ellos (artículo 4 de la Convención contra la Tortura). Debe hacer de la tortura un delito (artículos 8 y 9 de la Convención contra la Tortura). Debe asegurar una educación y una información sobre la prohibición de la tortura en la formación profesional de los agentes del orden (civiles y militares), del personal médico, de los funcionarios públicos y otras personas indicadas (artículo 10 de la Convención contra la Tortura, artículo 5 de la Declaración sobre la Protección contra la Tortura, párrafo 54 de las Normas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos). Debe asegurar que las autoridades competentes procedan a una investigación pronta e imparcial siempre que haya motivos razonables para creer que se ha cometido un acto de tortura (artículo 12 de la Convención contra la Tortura, artículo 9 de la Declaración sobre la Protección contra la Tortura). Debe asegurar que toda víctima de tortura obtenga reparación e indemnización adecuadas (artículos 13 y 14 de la Convención contra la Tortura, artículo 11 de la Declaración sobre la Protección contra la Tortura, párrafos 35 y 36 de las Normas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos). Debe Asegurar que el o los presuntos culpables sean sometidos a un procedimiento penal, si se demuestra que se cometió un acto de tortura, someterlos a los procedimientos penales, disciplinarios o de otro tipo que correspondan (artículo 7 de la Convención contra la Tortura, artículo 10 de la Declaración sobre la Protección contra la Tortura).
OCTAVO: En la gran mayoría de estos casos de detenciones arbitrarias donde han sido torturados, golpeados y vejados los opositores no violentos del FANTU, se han realizado las respectivas denuncias de las lesiones, en Unidades Policiales y hasta en esta misma Fiscalía Militar de Villa Clara y nunca se ha concretado un proceso con juicio oral en contra de los acusados, los demandantes aún esperan por una respuesta oficial, y cada semana vuelven a recibir golpes, torturas y amenazas.
NOVENO: Que el pasado lunes 1ro de setiembre en horas de la tarde varios activistas del FANTU y yo fuimos arbitrariamente arrestados, golpeados y hasta amenazados de muerte por el capitán del DSE conocido como Yunior Monteagudo Reina. Y en mi caso también fui amenazado por otro oficial de la BE que acompañaba al tal Yunior.
DÉCIMO: Recordamos a esta instancia que el Artículo 127 de la Constitución de la República de Cuba refiere: ¨La Fiscalía General de la República es el órgano del Estado al que corresponde, como objetivos fundamentales el control y la preservación de la legalidad, sobre la base de la vigilancia del estricto cumplimiento de la Constitución, las leyes y demás disposiciones legales, por los organismos del Estado, entidades económicas y sociales y por los ciudadanos; y la promoción y el ejercicio de la acción penal pública en representación del Estado¨.
ONCENO: Adjunto añadimos: testigos, fotos y videos que pueden ser utilizados en una investigación sobre los relatados.
…………………………………………………..
POR CUANTO:
– En virtud de todo lo anteriormente relatado estamos en presencia de un delito de Abuso de Autoridad, tipificado en el Código Penal vigente, Artículo 133 de la familia, de los Delitos Contra la Administración y la Jurisdicción, Capítulo 1, Violación de los Derechos Inherentes a una Función Pública.
POR TANTO:
– PRIMERO: Como ciudadano cubano, exijo que se haga cumplir la ley a todos estos narrados, funcionarios del Estado Cubano que han tenido las conductas narradas que conllevan a lesiones físicas y psíquicas a ciudadanos cubanos.
– SEGUNDO: Que esta Fiscalía actúe en consecuencia con el Código Penal y la Constitución de la República.

Santa Clara, 4 de setiembre de 2014

CC. Atención a la Ciudadanía del MININT-Villa Clara
CC. Periódico Vanguardia, Órgano Oficial del PCC en Villa Clara
CC. Agencia de Prensa Reuters, acreditada en Cuba
CC. Fundación Internacional de Derechos Humanos.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s